El sindicato urge a una convocatoria amplia de plazas que prevea las vacantes que se producirán en los próximos años

 

El sindicato CSIF exige una plantilla real de 1.700 policías locales en la ciudad de Valencia. La central sindical señala que cualquier nueva convocatoria de plazas debe contemplar no solamente las vacantes actuales, sino también las que se producirán en los próximos años. El sindicato, además, advierte de que la disminución de plantilla ha disparado la ratio de ciudadanos por agente local.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) llevará a la próxima reunión de la Mesa de Negociación la propuesta de que la plantilla alcance esos 1.700 efectivos reales. El sindicato quiere que, como mínimo, llegue a los niveles de agente por vecino del periodo 2010-2014. La central sindical subraya que se ha pasado de 1 policía local por cada 470 ciudadanos a uno por cada 524, por el incremento de población y la pérdida de plantilla. CSIF insiste en que cualquier convocatoria de plazas debe tener como horizonte esa ratio de 470 vecinos por agente para garantizar un mínimo de seguridad a la población.

El sindicato avisa que la ratio de ciudadanos por agente ha ido aumentando progresivamente de 471 en 2014 a 495 en 2017, a la actual que alcanza los 524 sobre la base del censo de 798.538 habitantes de Valencia y una plantilla, cada vez más envejecida, que se ha quedado en 1.523 policías locales.

CSIF ya advirtió, con un estudio presentado en 2017, de que la situación podría empeorar con la jubilación anticipada de policías locales, las bajas y defunciones y, sobre todo, la falta de nuevas convocatorias. En este contexto, la central sindical urge a una convocatoria amplia que, principalmente, permita alcanzar una plantilla real que alcance los 1.700 agentes.

El sindicato alerta de que la actual falta de medios se produce en un contexto en el que, según las últimas cifras facilitadas por el Ministerio del Interior, las infracciones penales han subido un 6,5 en la ciudad de Valencia frente al aumento del 3% en la provincia y al 1,7% en la Comunidad Valenciana.