El sindicato recuerda que la cifra de 367.103 parados actuales resulta “alarmante” y avisa de servicios públicos con escasa plantilla

 

El sindicato CSIF considera que el descenso del paro al cierre del mes de junio debe de servir de acicate para incrementar las medidas de creación de empleo. La central sindical subraya que aunque junio suele resultar un mes de reducción habitual de las cifras de desempleo, no deja de ser una buena noticia ese descenso en 7.113 personas en el ámbito autonómico.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pide al Consell y a todos los partidos con representación en Les Corts que este último año de legislatura que comienza se centre totalmente en la generación de puestos de trabajo estables. El sindicato recuerda que el dato de 367.103 personas sin empleo en la Comunidad Valenciana al cierre del mes de junio resulta alarmante aunque suponga una mejora evidente respecto a las dramáticas cifras de años atrás.

CSIF hace hincapié en la importancia de no depender del empleo estacional y en incentivar sectores productivos que refuercen la creación de puestos de trabajo vinculados al turismo. En este sentido considera positiva la disminución del desempleo en construcción o industria que muestran los datos de junio, aunque avisa del incremento del paro en casi 700 personas en agricultura coincidiendo con el final de la campaña citrícola.

La central sindical resalta la necesidad de reforzar servicios públicos mermados por los continuos recortes. Entre las carencias actuales que se agravan en estos meses de verano destaca plantillas policiales escasas en muchos municipios, inexistencia de refuerzos estivales de ambulancias SAMU en comarcas costeras o plantillas insuficientes en oficinas de tramitación de DNI y pasaporte, entre otros servicios públicos.