Puig reclama al Gobierno 475 millones para financiar la atención a los desplazados, mientras que los populares piden el president explique los recortes en Les Corts

 

El nuevo centro de especialidades de Campanar, que se incluirá dentro del nuevo Espacio Sanitario Ernest Lluch, se empezará a construir el próximo noviembre en las antiguas instalaciones del hospital La Fe de Valencia.
Así, lo han anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y la consellera de Sanitat, Ana Barceló, durante la visita al complejo que albergará el nuevo centro.

La ministra de Sanidad en funciones ha asegurado que el proyecto del Espai Sanitari Campanar-Ernest Lluch está diseñado “pensando en el futuro y en las necesidades de la población”, y ha destacado que combina la atención quirúrgica rápida con espacios para la rehabilitación, la cronicidad o la salud mental, áreas en las que se está incidiendo desde el Sistema Nacional de Salud.

El centro de salud y de especialidades de alta resolución, con presupuesto de 26 millones de euros, contará con servicio de urgencias durante las 24 horas y servicios de odontología preventiva, rehabilitación o salud sexual y reproductiva, además de con un área con 55 consultas externas y 21 de especialidades, 4 quirófanos y un área técnica.

El titular del Consell ha incidido, asimismo, en la importancia que el nuevo Espai Sanitari otorgará a la salud mental porque el complejo contará con varios centros destinados a este fin, como un centro de encuentro de pacientes, y ha afirmado por ello que la salud mental es “básica” para la Generalitat.

Puig ha reiterado la necesidad de la activación del Fondo de Garantía Asistencial (FOGA) para compensar a la Comunitat por la atención sanitaria a personas desplazadas de otras autonomías, cuyo gasto acumulado ha cifrado en 475 millones de euros. Según ha explicado, “queremos que el nuevo sistema de financiación garantice para todas las comunidades una financiación de la sanidad acorde a la sanidad pública tan potente que tenemos, pero que queremos consolidar y mejorar“.

El proyecto del nuevo Espai Sanitari Campanar-Ernest Lluch se desarrolla en diversas fases y poseerá, además de un centro de salud y de especialidades de alta resolución, un edificio destinado a urgencias y otro para el servicio de emergencias sanitarias, Samu y la unidad de detección precoz del cáncer de mama. De forma paralela, también se desarrollarán los centros de rehabilitación integral, de encuentro de pacientes de salud mental, de estudios de salud y género o cuatro hospitales de día de referencia para la atención de trastornos mentales.

Recortes Consell

Por otra parte, la secretaria general del PP-CV, Eva Ortiz, ha exigido al president de la Generalitat, Ximo Puig, que explique sin excusas “cuánto dinero y derechos recortará a los valencianos

Ortiz ha afirmado que el jefe del Consell “debe dar una explicación a los valencianos de forma urgente en Les Corts sobre los recortes de su Gobierno, que afectarán directamente a los ciudadanos pero no tocarán ni de lejos su estructura agigantada y su aumento de altos cargos”. En su opinión, “es intolerable que el jefe del Consell diga en el transcurso de una entrevista que debe hacer recortes y luego desaparezca durante días sin dar ninguna explicación, sin decir a qué parcelas van a afectar, ni cómo se van a hacer ni a partir de cuándo. Mucho presumir de diálogo y transparencia y a la hora de la verdad los partidos del Botànic vetan todas las peticiones de Diputación Permanente en Les Corts”.

De igual manera, ha afirmado que los recortes “van a abrir una nueva brecha entre los socios del Consell, que al final es lo único que preocupará a Puig porque su Gobierno está por encima de los valencianos”.

Para la dirigente popular, “Puig paga tarde y mal, compromete gasto que luego no puede ejecutar y ni siquiera reclama a Sánchez lo que debe a los valencianos. No solo critica que otras comunidades quieran aliviar la presión fiscal sobre sus ciudadanos, sino que además calla cuando el Gobierno de Sánchez habla de castigar a los valencianos con peajes en autovías y Unides Podem sigue presionando para establecer una tasa turística”.