La concejala electa muestra su preocupación porque Valencia sufra también “este mercadeo de sillones y este espectáculo bochornoso”

La concejala electa del Partido Popular, María José Catalá, ha alertado que el “espectáculo de la negociación del Botánic es la crónica de la muerte anunciada del Pacte de la Nau”.

Catalá ha mostrado su preocupación por el desarrollo de las negociaciones para la formación del Gobierno autonómico ya que las “luchas y peleas por butacas y sillones han primado sobre los intereses de los ciudadanos” y eso tendrá un reflejo en la formación del nuevo gobierno en el Ayuntamiento de Valencia.

“Compromís y el Partit Socialista del País Valencià han demostrado que no fían uno de los otros, hay una desconfianza palpable y están mirándose de reojo, obsesionados con las butacas y con los sillones, en lugar de estar centrados en trabajar y resolver los problemas de los ciudadanos”, ha señalado.

“Nos preocupa que Valencia sufra, como está sufriendo la Comunitat, este mercadeo y este espectáculo bochornoso”, del que ya tuvimos un anticipo la semana pasada con el lío de foto del señor Ribó y de la señora Gómez, ha recordado.

Catalá ha pedido a los representantes de la izquierda que reflexionen sobre la necesidad de generar y formar instituciones estables. “Los valencianos se merecen un gobierno en el Ayuntamiento de Valencia estable y responsable. Nos preocupa muchísimo cómo va ser esta legislatura. Esta lucha de egos nos anticipa una legislatura convulsa con un gobierno inestable y a la gresca donde los grandes perjudicados van a ser los ciudadanos.

Por ello, “insistimos en que es importante alcanzar acuerdos con las fuerzas políticas más sólidas y estables que hay en el panorama político. Debemos conseguir instituciones estables para avanzar y progresar y dejar de lado estos mercadeos que no benefician en ningún aspecto a los ciudadanos.”