Advierte que se ha reducido un 8% las partidas de funcionamiento de las delegaciones de Protección Ciudadana y Sectores Productivos

Asimismo informa que a dos meses de acabar el año (a 31 de octubre) el estado ejecución de las inversiones del presupuesto de 2019 está en el 28,6%, y señala al respecto que “esto demuestra la ineficacia y mala gestión del gobierno de Compromís y PSPV”.

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha denunciado que las partidas del área de Alcaldía destinadas a gastos de funcionamiento y transferencias (subvenciones), incluidas en los capítulos I y IV del presupuesto de 2020, se disparan a casi 13 millones de euros, lo que supone in incremento del 67% con respecto al año 2015, que saldrá del bolsillo de los valencianos con el impuestazo de Ribó.

Desde el año 2015, Ribó se ha subido el gasto en Alcaldía 43 puntos porcentuales más que al resto de delegaciones del Ayuntamiento. En concreto, los gastos de Alcaldía han aumentado un 67% mientras que el incremento medio del gasto ordinario del resto de concejalías se sitúa en un 24%.

La portavoz popular ha indicado, en una primera valoración del proyecto del Presupuesto del Ayuntamiento para 2020, que “no son creíbles porque responden más a la búsqueda de un equilibrio político imposible entre los dos partidos que conforman el Rialto que a las necesidades reales que tiene la ciudad”.

Asimismo, ha señalado que los presupuestos no son creíbles “porque que muchas de las inversiones que se contemplan se quedarán sin ejecutar como ha sucedido este año 2029 en que tan solo se ha materializado el 28% de las previstas. De esta manera, ha calificado como “falsa hoja de ruta” los presupuestos propuestos por el gobierno municipal y ha destacado que “los malos gobiernos, como sucede con los de Ribó, no cumplen con los compromisos adquiridos de manera oficial en los presupuestos”, ha señalado.

Por último, Catalá ha explicado que “la mayor parte de la subida del gasto va destinado al capítulo de personal, principalmente para cubrir el incremento de más del 23% en gastos de altos cargos”