Así lo anuncia el Centro de Predicción Económica (Ceprede) tras un primer análisis sobre la crisis sanitaria derivada del coronavirus y su impacto económico asi como empresarial

Este estudio realizado concibe dos escenarios en función de que el confiamiento se prolongue dos meses y otro que dure tres. En el primero, la caída del PIB a nivel nacional se situaría en el 5’7%, asi como más de cuatro millones de trabajadores afectados (entre ERTES, despidos y cese de negocio).

El descenso más acusado se produciría en Baleares, con una caída del 7’6% seguido por, La Rioja (-6’4%), Cataluña y País Vasco con el -6’2% y la Comunidad Valenciana con el -6’1 %. Las comunidades autónomas menos afectadas serían Ceuta y Melilla que verían reducido su PIB en el 3’1%, Extremadura con el -4’2%, seguida por Murcia y Galicia (-5%) y Asturias (-5’2%).

Si el confinamiento se alargara 3 meses, las consecuencias serían aún menos halagueñas para la economía española. El PIB se contraería un 7’4% de media. Las regiones más afectadas serían Asturias con una caída del 10’4%, La Rioja (-8’3%), Cataluña con el -8’1 %, Canarias (-8%) y la Comunidad Valenciana con una bajada del 7’8%.

Menos empleo

La reducción media anual del empleo se situaría entre los 952.000 y 1.285.000 puestos en función de la duración del confinamiento. Entre abril y mayo, uno de cada cinco trabajadores podría verse afectado por esta paralización, alcanzando los 4 millones.

Por sectores, la industria textil con una caída de su producción del 23% sería la más afectada. La hostelería (-22%), agencias de viajes (-20%) o servicios personales (-19%) serían los otros servicios que verían como sus ingresos se reducirían drásticamente.