Casado se suma a la nómina de aspirantes junto a García Margallo,  Sáez de Santamaría y De Cospedal mientras que González Pons entra entre los rumores

 

Pasado el primer día para la presentación de los avales para optar a liderar el Partido Popular (PP) tres han sido los candidatos que han dado un paso adelante. El ex presidente de Nuevas Generaciones de la Comunitat Valenciana, José Luis Bayo, el que fuera responsable de Relaciones Internacionales del PP José Ramón García Hernández y el exministro de Asuntos Exteriores y diputado del Grupo Parlamentario Popular José Manuel García-Margallo y el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, han sido los únicos aspirantes que ya han presentado su candidatura en una jornada en la que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, se ha caído de la listas de aspirantes,  donde han surgido otros nombres, como el del portavoz del parlamento europeo, Esteban González Pons, cuyo nombre salió a última hora del lunes, aunque con pocas opciones, pero no descartables en un proceso sin apenas control .

Bayo ha sido, de momento, el único de los aspirantes en confirmar su candidatura, pues, este lunes acudió a la sede central del PP en Madrid con un total de 350 avales para presentar su candidatura a liderar el PP, definiéndose como el candidato de las bases: “es la candidatura de la militancia, no ostento cargo alguno dentro del partido, no traigo mochila de absolutamente nada. Por tanto, venimos con las manos limpias para poder hacer un proceso de regeneración del partido que creemos que necesitamos”,

Según ha señalado, se presenta “por las bases” del PP sin el respaldo de la dirección nacional ni de ninguna dirección territorial: “no he tenido apoyo por la estructura del partido”, y ha defendido que “el PP requiere una profunda regeneración” haciendo un llamamiento a todos los afiliados para que se sumen a su proyecto “porque nadie sobra  en el partido, se trata de recuperar la ilusión dentro del PP e ilusionar al electorado actuando con transparencia y coherencia.

Mientras el ex presidente de NNGG de la Comunidad Valenciana anunciaba sus avales, el gran aspirante desde el primer momento, Alberto Núñez Feijóo, sorprendía en sentido contrario, y anunciaba que no optará a liderar el PP, y ha avanzado que su propósito es agotar hasta 2020 su mandato al frente de la Xunta.

Feijóo realizó estas declaraciones ante la junta directiva del PP de Galicia, en el mismo hotel en que hace 13 años lanzó su candidatura para suceder a Manuel Fraga, asegurando en esta ocasión que “yo sin haber completado mi compromiso no puedo fallar a los gallegos porque sería también fallarme a mí mismo”.

Casado, optará a la presidencia popular

Quien sí que optará a la presidencia del PP es el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, y previsiblemente el candidato respaldado por José María Aznar, con el que Casado trabajó en la fundación FAES. .

Casado, diputado por Ávila nacido en 1981, es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y licenciado en Administración y cuenta además con otra licenciatura en Dirección de Empresas y máster en Derecho Autonómico y Local por la Universidad Rey Juan Carlos, dos carreras universitarias que están bajo investigación de ambas universidades.

De igual manera, han anunciado su candidatura, aunque aún no han presentado los avales el ex ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y  el secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García-Hernández.

Además, existen dos grandes incógnitas que se van a disipar en el día de hoy, la de la secretaria general, y presidenta del PP de Castilla-La Mancha,  María Dolores de Cospedal, que, a priori, sería quien contaría con los respaldos de buena parte de los barones territoriales, y la de la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría. Ambas van a comparecer ante los medios a lo largo de esta mañana para trasladar su decisión.