Tras negar esta semana, por cuarta vez, la posibilidad de dejar en libertad o en arresto domiciliario, permite ahora un nuevo análisis de su salud

 

La Audiencia Provincial de Valencia ha aceptado que los médicos forenses realicen un nuevo examen médico al ex president de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana, después del último recurso de su defensa ante la negativa del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia y de la propia audiencia en cuatro ocasiones.

Esta misma semana, esta instancia denegó por cuarta vez la posibilidad de dejar en libertad o en arresto domiciliario al ex president. La Audiencia respondió así al recurso que se basaba en el “riesgo vital” en el que se encuentra el expresidente de la Generalitat, según explicó su defensa el pasado 8 de agosto, dos días después de que el juzgado de Instrucción 8 dictara el auto en el que se oponía de nuevo a conceder la libertad al investigado por el caso Erial y cuyo contenido confirmó esta semana la Audiencia “en su integridad”.

La defensa recurrió a la Audiencia tanto la permanencia en prisión del ex jefe del Consell como el rechazo de la jueza de Instrucción a que los médicos forenses realizaran un nuevo informe sobre el estado de salud de Zaplana. Según el abogado, la estancia del político popular en prisión supone un “grave riesgo para la vida del paciente“, y apelaba a “una cuestión puramente humanitaria” para cambiar su  situación de prisión por un arresto domiciliario.

La petición de excarcelación denegada por la instructora se realizó después de un tercer informe médico presentado por la defensa que alertaba de un “deterioro acusado del estado general del paciente”, y que señalaba que “la probabilidad de presentar una infección grave con riesgo vital en los próximos tres meses es cercana al 100%“.

Dicho informe, que fue rechazado al considerarse que estaba basado en “opiniones y/o informes de prensa”, lo elaboró el doctor el jefe de Sección de Hematología Clínica y de la Unidad de Trasplante Hematopoyético del Hospital La Fe de Valencia, Guillermo Sanz, a petición de la defensa.

Después del rechazo de la Audiencia de Valencia a la puesta en libertad, realizada esta semana, el abogado de Zaplana decidió reiterar su petición de que los forenses examinaran de nuevo al ex president por existir un “riesgo vital que sufre”. En un comunicado, ha lamentado que la Audiencia “ignora la gravedad de los informes, el de su médico y el de un experto de Houston”. Por ello, ha solicitado que los  médicos forenses realicen un nuevo examen médico, que ahora ha sido aceptado y que después sean llamados a declarar.

De igual manera, la familia de Zaplana, entiende en un comunicado, que “ya tendrá ocasión de defenderse de las acusaciones que se presenten contra él, pero aún no ha sido juzgado y ahora por razones puramente humanitarias, debería estar en un lugar que no ponga en peligro su vida. Es un derecho que asiste a cualquier ciudadano o ciudadana de nuestro país”.

Zaplana se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin fianza desde el pasado 24 de mayo tras ser detenido en la ‘Operación Erial‘ por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.