El ayuntamiento colaborará con la Conselleria para publicar el calendario de quemas de la paja de arroz, y pide la cesión del barco de estibadores del Saler

 

El pleno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado, por unanimidad, solicitar la regulación de la situación del Museo del Corpus – Casa de las Rocas, es decir, su homologación como museo oficial de la Generalitat.  

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha agradecido el respaldo de todos los grupos políticos municipales, y ha recordado que la homologación del Museo del Corpus abre la posibilidad de que pueda optar a subvenciones oficiales, “pero sobre todo implica reconocer y proteger la dignidad de una de las fiestas grandes de la ciudad”. De hecho, ya se han iniciado las obras dirigidas a lograr la homologación definitiva, lo que implica que el museo permanecerá cerrado al público durante las tareas. El proyecto de actuación tiene un presupuesto de 60.000 euros.

Pese al respaldo de los grupos políticos, tanto el PP como Ciudadanos han matizado sus posiciones: el popular Félix Crespo ha subrayado la labor de los anteriores gobiernos, mientras que Amparó Pico, de Ciudadanos, ha lamentado el estado del techado del museo. El concejal Pere Fuset ha agradecido el apoyo a su propuesta, pero ha defendido que las iniciativas de dignificación de la fiesta y del museo han sido obra básicamente del actual gobierno municipal, «puesto que antes no había tres museos de cultura festiva, sino tres almacenes de fiestas». En cuanto a las obras estructurales, el edil ha informado de que las obras están en marcha, y se ha estudiado la forma de llevarlas a cabo sin tener que trasladar las Rocas a otra ubicación.

Organismo de parques y jardines

Durante la sesión plenaria, ha sido aprobado el organigrama y la plantilla del organismo autónomo municipal de Parques y Jardines Singulares y la Escuela Municipal de Jardinería y Paisaje. La propuesta, que ha llevado al Pleno la concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, ha salido adelante con el apoyo del Gobierno Municipal y del grupo Ciudadanos, mientras que el grupo Popular ha votado en contra.

Tal como ha explicado Soriano, desde el año 2012 en que se creó el organismo, no se había aprobado ningún organigrama, por lo que se ha planteado éste que adapta la plantilla a la actual situación y al incremento previsto de trabajo: hay que tener en cuenta que han sido ascritos el Parque Gulliver y el Parque de Malilla a la gestión municipal directa, y en breve lo serán el Parque Lineal de Benimàmet, y más adelante lo será el Parque Central. Además, se ha producido un incremento de las tareas de limpieza en sábados, domingos y festivos en el Jardín del Túria. Y a todo ello se suma que desde 2013 han sido adscritas 57 fuentes, que presentaban mal estado, sin que ello se tradujera en dotación mayor de plantilla. Finalmente, a las necesidades de personal se unen las necesidades de técnicas elementales que no estaban cubiertas, como control de almacén, y departamentos de calidad, jurídico, de informática, y de recursos humanos.

La concejala popular, Maria Àngels Ramón-Llin, ha criticado agriamente la iniciativa, y ha llegado a calificar el nuevo organigrama de “tapadera de enchufes”, en contraste con el concejal de Ciudadanos, José María Bravo, quien ha apoyado la iniciativa del Gobierno Local, asegurando que si ellos gobernaran “adoptarían el mismo organigrama”. La concejala Soriano ha recordado que el instrumento cuenta con el informe de conformidad de la Intervención Delegada Municipal, y cumple las pautas marcadas por el Ayuntamiento en concepto de incremento salarial.

Durante la sesión plenaria también se ha aprobado una modificación de la plantilla del personal municipal 2018 que, si bien pequeña, ha suscitado también un tenso debate entre el concejal de Personal, Sergi Campillo, y su antecesor en el cargo, el popular Vicente Igual.

La modificación se ha aprobado con los votos del Equipo de Gobierno y el apoyo de Ciudadanos, pero el grupo popular, que se ha abstenido, ha reprochado al concejal Campillo por «falta de planificación» y le ha acusado de «incrementar los gastos pese a tener menos funcionarios». El delegado de Personal ha desmentido estas acusaciones, y ha recordado que a su llegada al Gobierno, «la plantilla estaba a punto de colapsar, se le habían recortado derechos, y adolecía por la falta de convocatorias de oposiciones durante años».

Consorcio europeo MaaRe

Otro de los asuntos aprobados por la Corporación ha sido el respaldo de la ciudad al Consorcio Europeo MaaRe, un consorcio de ciudades europeas que definirá una respuesta conjunta a los desafíos que la movilidad urbana sostenible plantea en el siglo XXI. El Equipo de Gobierno y el grupo Ciudadanos han dado su apoyo a esta propuesta del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, de por el que la ciudad secunda esta iniciativa, que contará con más de 50 socios, y que integran las ciudades de Berlín, Lille-Valenciennes, Tallín y Budapest, bajo el liderazgo de nuestra ciudad.

Barco estibadores

El Pleno municipal ha acordado realizar las actuaciones oportunas para conseguir la cesión del edificio Barco de Estibadores, propiedad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para convertirlo en un espacio multifuncional para la ciudadanía de El Saler. Así se ha aprobado con los votos a favor del Govern de la Nau y la abstención de los grupos de la oposición y se prevé que este espacio pueda tener diferentes usos, después de un proceso participativo con todas las entidades y asociaciones vecinales.

El debate sobre esta moción ha sido precedido por la intervención de Anna Batlle, de la Asociación Cultural La Demanà, que ha recordado algunas de las necesidades que tienen los vecinos y las vecinas de El Saler y que ha indicado que «esta instalación ha estado cerrada durante mucho tiempo» y que es necesaria tanto para la práctica de actividades náuticas y de deportes de deslizamiento como para su divulgación. Por su parte, el concejal del Partido Popular, Cristóbal Grau, quién había presentado la moción, ha criticado la alternativa propuesta por el Gobierno municipal ya que no especifica si son posibles los deportes de deslizamiento en el Saler, «cuando esto es lo verdaderamente importante».

Al respeto, la concejala de Pobles de València, Consol Castillo, ha respondido que no se niega la posibilidad de este tipo de deporte con la moción aprobada, sino que se quiere que el Poble de El Saler decida los futuros usos en este espacio. El edil de Ciudadanos Manuel Camarasa ha destacado el estado ruinoso del edificio y ha preguntado por el coste de su adecuación y de su mantenimiento, entre otros cuestiones. En este sentido, Castillo ha dicho que ha sido el propietario de Barco de Estibadores, el Estado español, quien ha dejado perder el edificio y a quien se pedirá el dinero para poder rehabilitarlo.

Crema de la paja del arroz

El pleno municipal también ha aprobado por unanimidad continuar colaborando con la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural para que el calendario y régimen de quemas esté elaborado y se haga público lo más pronto posible, facilitando así la organización y la seguridad en la quema de la paja del arroz. Además, también se ha acordado instar a la Conselleria para que apoye la iniciativa del Banco de Paja, dada la necesidad que se derivará del incremento de su recogida.

“Ahora que estamos a tiempo, queremos evitar el caos y la desorganización absoluta en el régimen de quemas del año pasado”, ha dicho la concejala del Partido Popular Maria Àngels Ramón-Llin, quien también ha criticado que en la moción alternativa presentada por el equipo de Gobierno no se hayan especificado plazos, al contrario de lo que su grupo había planteado. Por su parte, el edil de Ciudadanos José María Bravo ha mostrado su acuerdo respecto a la moción. “La Conselleria está ya trabajando para avanzar y establecer el calendario lo antes posible”, ha destacado la regidora de Agricultura, Huerta y Pobles de Valencia, Consol Castillo, que ha recordado que este es competencia de la Generalitat y que ha puesto en valor el comportamiento de los agricultores valencianos que se adecuaron al calendario «escrupulosamente» en la pasada campaña de recogida.

Castillo ha aprovechado también para destacar algunos de los proyectos puestos en marcha por el Govern de la Nau respecto a la paja del arroz, como por ejemplo la posibilidad de crear alimentación para animales o la elaboración de compost con los residuos de los mercados.

Tasa de reposición

En el hemiciclo también se ha debatido sobre la plantilla de la Policía Local de Valencia y Bomberos ante una moción presentada por el PP para que toda la tasa de reposición de la oferta de ocupación pública de 2018 sea para plazas en estos cuerpos. En ese sentido, el edil del PP Alberto Mendoza ha expuesto que el Gobierno municipal, “en cuatro años, no habrá incorporado ningún policía ni ningún bombero” en una “estrategia que perjudica a los valencianos y las valencianas”.

Por su parte, la concejala de Ciudadanos María Dolores Jiménez ha mostrado su acuerdo a la propuesta del PP y ha recordado que es una cuestión que su grupo municipal lo lleva solicitando desde 2015. El regidor de Gobierno Interior, Sergi Campillo, quien ha recordado que la tasa de reposición depende del Estado español, ha dicho que las oposiciones ya están en marcha y que habrá incorporaciones en ambos cuerpos durante su mandato. «Lo que ustedes no han hecho en diez años, lo tenemos que hacer nosotros en cuatro», ha subrayado Campillo, recordando que en ese periodo se sacaron cero plazas, a pesar de que existía la posibilidad.

Núcleo zoológico de Benimàmet

Finalmente, el Pleno ha debatido sobre la situación del Núcleo Zoológico de Benimàmet, tras la propuesta planteada por el concejal José María Bravo, de Ciudadanos. Previamente al debate han tomado la palabra José Vicente Barrachina, representante de la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Benimamet, y José Vicente Alcalá, voluntario en el Núcleo Zoológico, quienes han instado a solucionar la situación de los animales acogidos en el centro y las molestias que sus condiciones producen en el vecindario del entorno.

José María Bravo ha criticado al gobierno local por “su deficiente gestión en estos tres años” le ha instado a elaborar un plan de emergencia antes del próximo verano, propuesta que ha sido apoyada por el Grupo Popular. La delegada de Bienestar Animal, Glòria Tello, ha acusado a ambos grupos de “hacer política vergonzosa” por aprovecharse de este tema, del que ya se están llevando a cabo las acciones encaminadas a solucionarlo, de acuerdo a la ley y de manera cualificada.

Tello ha desglosado todas las actuaciones que se han llevado a cabo desde la creación de la Concejalía de Bienestar Animal, con más de 110.000 euros invertidos en mejorar las instalaciones de Benimamet, un convenio de más de 430.000 euros por año con la entidad protectora para la gestión del Núcleo, campañas de sensibilización… Y, finalmente, el convenio firmado con el Ayuntamiento de Torrent para la próxima construcción de un centro intermunicipal.