Imelsa o Divalterra, qué más da el orden de los factores se preguntaran algunos, si el resultado es el mismo en cuanto al destape de casos de corrupción, causas judiciales, operaciones de intervención y desfile de políticos por los calabozos y juzgados valencianos.