Hace poco leía algún artículo donde se afirmaba que el cliente era cada vez más infiel a su compañía telefónica, y lo cifraba en 1.225 ‘divorcios’ de su teleco a la hora. Pues bien, creo que debe ser objeto de debate el tema. Si nos paramos y reflexionamos llegaremos a la conclusión que esto no es más que el resultado de lo que podemos estimar como una mala praxis a la hora de “colocar en el mercado” sus nuevos productos o las mejoras de los ya existentes.