El sector del ocio sigue sin ser recibido y escuchado por parte de la Concejalía de Movilidad. Así, se sigue trabajando sin atender al colectivo, que no ha podido aportar datos ni ideas para paliar la problemática que está sufriendo.