El ex president califica a los socialistas de “demagogos” por hablar de sobre costes y ocultar los de Mata, cuando gestionó la construcción del Velódromo, a quien acusó de duplicar costes

 

Si no se hubiera ampliado la feria, la Comunitat tendría menos competitividad. Al menos, eso se desprende de la comparecencia del ex president de la Generalitat, Francisco Camps, ante la comisión de investigación sobre los aspectos de la gestión general de las instituciones feriales valencianas.

La comparecencia era inicialmente para saber los sobre costes en las obras de ampliación del recinto ferial durante los gobierno del PP-CV, así como las circunstancias por las que se eligió el recinto comercial para celebrar el congreso popular del año 2008.  Y Camps no rehuyó ninguna pregunta. Fiel a su costumbre su comparecencia fue un cuerpo a cuerpo con los diputados de los grupos del Botànic, aunque en esta ocasión se tuvo que enfrentar a segundos espadas, pues, ninguno de los portavoces habituales acudió a la misma.

En su intervención, el ex president no dudó en defender su gestión en políticas de ferias, así como la ampliación de Feria Valencia como una “decisión estratégica” para el futuro de la economía valenciana. En su opinión, “si no se hubiera ampliado Feria Valencia, la Comunitat no podría competir con Cataluña o Madrid” asegurando que “la ampliación fue una decisión aceptada”.

Según el ex president, los sobre costes de Feria Valencia no fueron tales, sino “ampliaciones de obras para dotar al recinto de más competitividad”, como la construcción de la subestación eléctrica o los accesos al mismo, e indicó que el coste ha sido muy inferior al de otros complejos feriales como Madrid, Barcelona o Bilbao, y desafío a los partidos del tripartito: “quizás ustedes no quieren la ampliación para que la Comunitat esté por debajo de Barcelona”.

También, tuvo referencias para el portavoz socialista, y vicesecretario general del PSPV, Manuel Mata, quien, en su opinión, “sí sabe bien lo que son sobre costes”, acusando a los socialistas de “demagogos” por hacer lo que luego critican. Así, denunció que “sobre costes son los que produjo el señor Mata en el ayuntamiento cuando era concejal de deportes, donde construyó un velódromo, que no servía para nada, por 1.400 millones de pesetas cuando el presupuesto inicialmente previsto era de 600 millones”.

Y Mata no fue el único. Camps no dudó en aprovechar su comparecencia para pasar facturas pendientes al Botánic, concretamente, a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, de quien sacó una fotografía de cuando era oposición y llevaba camisetas a los plenos de Les Corts en las que solicitaba la búsqueda del ex president online alive. Camps ha contestado “yo mientras estaba en Alicante firmando Volvo Ocean Race una carrera que el actual Consell ahora quiere”.

Respecto a la organización del Congreso Nacional del PP, celebrado en Feria Valencia en 2008, ha explicado que “el partido tenía que salir unido” y por dar buena imagen de Valencia a los 6.000 asistentes, ya que, a su juicio, “el congreso contribuyo a difundir por todo el mundo la imagen de Valencia”. Eso sí, aseguró no tener ninguna vinculación con la organización del mismo y el pago a Feria Valencia por el alquiler de las instalaciones: “eso era cosa del partido nacional porque era un congreso nacional como siempre ha sucedido en los congresos nacionales se celebren donde sea, nosotros sólo éramos los anfitriones”, a pesar de lo que dijo en su momento el ex tesorero, Luis Barcenas.

Pregunta por la diputada de Compromís por su relación, con Álvaro Pérez ‘El Bigotes’ reconoció que “a Álvaro Pérez claro que lo conocía”, pero no así a su empresa: “no conozco a Orange Market para nada“, asegurando que la organización correspondió a la dirección nacional, asegurando que “a estos no los puse en contacto con nadie. Bastante tenía con ser presidente de la Generalitat”.