El presidente de la Agrupación de Puertos Deportivos y Turísticos de la Comunidad Valenciana, Gabriel Martínez, asegura que el Boot Düsseldorf está siendo muy interesante

 

La primera experiencia de los puertos deportivos y turísticos de la Comunidad Valenciana en el Boot Düsseldorf está siendo muy interesante. De esta forma se expresa el presidente de la Agrupación de Puertos Deportivos y Turísticos de la Comunidad Valenciana, Gabriel Martínez. “Ya hemos hablado con los responsables de Puertos del Estado para empezar a desarrollar una política que nos permita a todas las agrupaciones de puertos de España acudir juntos a una serie de certámenes náuticos de una magnitud relevante, dentro de lo que es el mercado europeo. Entendemos que este nuestro radio de acción comercial”, señala Martínez.

La Agrupación tiene un stand, dentro del espacio de Puertos del Estado, en el Hall13, en esta importante feria náutica, que se celebra en Düsseldorf hasta el 28 de enero. Los puertos de la Comunidad Valenciana han editado una publicación, en cuatro idiomas, de la que se están repartiendo más de 10.000 ejemplares. La revista es una guía con toda la información de los puertos y las poblaciones en las que están ubicadas. “Estos días estamos visitando personalmente a astilleros y distribuidores de embarcaciones al máximo nivel internacional, ofertándole todos los servicios y facilidades la red de puertos de nuestra comunidad, los cuales están dotados de los mejores servicios para poder atender de forma muy competitiva las necesidades de estas empresas”, apunta el presidente de la agrupación.

En el stand también se están atendiendo a un considerable número de propietarios de embarcaciones, “a los que no sólo les ofertamos su tránsito vacacional, sino también la posibilidad de posicionar su barco en nuestra comunidad para los doce meses del año, ya que nuestras condiciones climatológicas lo permiten. Y la accesibilidad de vía aérea a nuestra comunidad desde cualquier punto de Europa es muy rápida y tiene un coste muy razonable”. “Entendemos que, de seguir trabajando en esta posibilidad, -manifiesta Gabriel Martínez- sería muy interesante vender, no sólo las instalaciones náuticas, sino también las bondades de nuestro territorio, tanto gastronómicas como culturales o monumentales. En este momento, nos diferenciaría positivamente de la competencia de nuestro perímetro. Aunque con un poco de retraso, estamos arrancando una iniciativa en la que está todo por hacer, y se vislumbra un futuro muy interesante para el turismo náutico”.