La teniente alcalde aspira a relanzar un proyecto fuerte y unido que rompe con las malas inercias de familias, mientras Girau aspira al control sanchista de la ciudad

 

El socialismo de la ciudad de Valencia afrontará en las próximas semanas unas fechas claves para su futuro político con la elección de su nuevo líder local, y todo parece que será un nuevo duelo entre los afines de Puig y Ábalos, a través de dos mujeres que encabezan el nuevo socialismo de la ciudad de Valencia, como son la teniente-alcalde del Ayuntamiento, Sandra Gómez, que se ha convertido en último año en la cara amable y joven de corporación local, y la concejala de deportes, Maite Girau, que trata de presentarse como la candidatura del militante al cien por cien estilo sanchista.

Sandra Gómez ha formalizado su candidatura arropada por militantes de todas las agrupaciones de la ciudad bajo el eslogan la Força per a guanyar y aspira a construir “un PSPV fuerte y unido que entienda y respete la diversidad de toda su  militancia y de sus agrupaciones”, así como a “acabar con las malas inercias de cuotas y de familias, queremos un partido fuerte, integrador y, sobre todo, que respete la diversidad y la pluralidad”.

Gómez ha resaltado que se trata es un proyecto que apuesta por “la voz de la militancia y que la dirección política la lleven las compañeras y compañeros de València”. Por ello, ha afirmado que este proyecto “garantizará que cualquier decisión que ataña al PSPV-PSOE de la Ciudad de Valencia realmente sean tomadas por los compañeros y compañeras de la ciudad sin injerencias y dando la voz a la militancia”.

Y es que la teniente alcalde de Valencia aspira a lograr desbancar el dominio, que desde hace varias décadas mantiene el actual secretario federal de organización, José Luis Ábalos, sobre la comarca socialista de Valencia, y aprovecha el impulso que está cogiendo en el ayuntamiento como la cara amable del equipo de gobierno que dirige, Joan Ribó.

Frente a la candidatura de Gómez, también se ha formalizado la candidatura de la concejala de deportes, Maite Girau, una persona afín a Ábalos, que aspira a mantener el control político de la agrupación entorno a quien actualmente es la mano derecha de Pedro Sánchez, con cuyo discurso la aspirante ha querido compararse al presentarse como la candidatura que “devuelva la voz a la militancia”.

Bajo el lema ‘’Sigues futur, summa’t a l’equip‘ y un discurso sanchista defiende “tener el mejor partido, un partido fuerte para mejorar los resultados electorales”, ha recalcado.

En su presentación ya ha lanzado su primer dardo contra Gómez: “no es una candidatura personalista, somos un equipo amplio de todas las agrupaciones de la ciudad de Valencia, diversa, plural, que quiere sumar, que quiere ser esa opción de futuro en la Secretaría General y en el partido de nuestra ciudad”, y ha insistido en los argumentos sanchista al asegurar que “la militancia, que es el verdadero valor de la organización, participe activamente”. Así, ha apelado a la “integración, la negociación, el diálogo” y a “la militancia como potencial de conocimiento para que todos sumando y todos siendo futuro construyamos ese partido que se merece la ciudad“, si bien, no quiso participar de una candidatura integradora entorno a Gómez.