El líder del PSOE mantiene una reunión privada con el jefe del Consell para abordar asuntos de interés para la Comunitat

 

Las relaciones entre el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario general del PSPV y president de la Generalitat, Ximo Puig, continúan normalizando relaciones tras el distanciamiento de los últimos años. Ambos dirigentes han tenido una nueva oportunidad en el transcurso de un encuentro privado, celebrado en Madrid, en donde se ha acordado el respaldo del grupo socialista a las enmiendas valencianas a los PGE 2018.

Dichas enmiendas, entre otros asuntos, reivindican fundamentalmente más inversiones y suficiencia financiera para la Comunitat Valenciana, y un pacto del agua que contemple el trasvase Tajo-Segura.

Durante la reunión, Sánchez ha mostrado el apoyo incondicional del grupo socialista a la denominada agenda valenciana, y ha adelantado que los diputados socialistas respaldarán las enmiendas presentadas por los parlamentarios socialistas de la Comunitat Valenciana en las que se pide un compromiso explícito para lograr una financiación justa.

De igual manera, según fuentes socialistas, el dirigente del PSOE ha reivindicado que los Presupuestos del Estado incluyan también mayores inversiones para la Comunitat, al entender que las previstas por el Gobierno central no son justas, y que suponen unos 473 millones de euros.

Asimismo, a lo largo de la reunión, Sánchez y Puig han abordado la necesidad de conseguir un Pacto de Estado sobre el Agua que contemple los recursos hídricos que necesita la Comunitat Valenciana, y  de forma inexcusable el trasvase Tajo-Segura, que además debe ir acompañado de inversiones en infraestructuras hidráulicas para optimizar los recursos hídricos existentes.