El jefe de ejecutivo asegura en Cádiz que es el momento de abordar la cuestión y avanzar en la consolidación del estado de las autonomías

 

Cinco meses después, pero parece que no habrá que esperar más para retomar las negociaciones en torno al modelo de financiación autonómica. Al menos, eso se desprende de las palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Foro Joly Andalucía, organizado por el Diario de Cádiz, que cumple 150 años, y en donde ha anunciado que durante el mes de mayo se convocará el Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar la financiación autonómica.

Rajoy ha reiterado su “compromiso” de pactar un nuevo modelo de financiación autonómica, pero, en su opinión, sólo será posible si hay acuerdo entre los dos grandes partidos estatales: “es fundamental que en algo tan importante como es el reparto de recursos para las comunidades, de las que dependen servicios como la sanidad o la educación, haya un acuerdo entre el PP y el PSOE”.

Según ha explicado, la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica es “una ocasión extraordinaria” para reforzar el actual estado autonómico, ya que en él “se basan los principales servicios públicos de nuestro país”.

De igual manera, ha defendido el modelo constitucional del Estado de las Autonomías señalando que España, a pesar de ser un país “muy complejo” en su estructura territorial, “siempre ha avanzado desde la lealtad y el diálogo, debatiendo nuestras diferencias y buscando acuerdos para solucionarlas”.

Así, ha señalado que “todos debemos hacer un esfuerzo para superar con grandeza y madurez” el episodio separatista y “la mejor forma de hacerlo es seguir hablando y dialogando sobre los asuntos que nos harán mejores en el futuro”

En este sentido, en referencia al reto secesionista que se ha planteado por un grupo de dirigentes políticos en Cataluña, el jefe del ejecutivo ha indicado que “el Gobierno ha dado una respuesta constitucional” y que actuó con “prudencia”, “moderación”, “responsabilidad” y “determinación” al aplicar “el artículo 155 por primera vez en nuestra historia”. Según ha subrayado, “hoy Cataluña está mejor” debido a que se han puesto “en marcha todas las medidas para defender la unidad, la libertad y la igualdad en España”, ya que “la ley manda más que cualquier presidente, que cualquier partido y, sobre todo, que cualquier propósito”, ha aclarado Rajoy.

Reto económico y pensiones

Por otra parte, Mariano Rajoy también ha recordado que gracias a la gestión de su gobierno se ha logrado evitar el rescate gracias al “esfuerzo de los españoles y con una política económica acertada”, basada fundamentalmente en “la consolidación fiscal y las reformas estructurales”, De cara al futuro, los principales objetivos para los próximos años ha destacado “lograr que haya veinte millones de españoles trabajando a finales de 2019” y continuar con la reducción del déficit público, que en 2018 alcanzará el 2,2%, por lo que España podrá abandonar el procedimiento de déficit excesivo. Y ha asegurado que, según todas las previsiones, durante los próximos tres años, “España seguirá creciendo a una media del 2,5% y creando medio millón de puestos de trabajo al año”, ha añadido.

En relación con las pensiones, el jefe del Ejecutivo ha recordado que cuando se presentó a su primer debate de investidura, en diciembre del año 2011, se comprometió a que esa partida, junto a la del seguro de desempleo, nunca bajaría siendo él presidente, algo que se ha cumplido.

Y ahora, según ha explicado, la situación actual permite subir las pensiones, igual que el salario mínimo o el de los funcionarios: un 1,6% con carácter general y un 3% en el caso de las más bajas; además, va a elevarse del 52 al 56% la base reguladora de las pensiones de viudedad.

No obstante, ha asegurado que ese aumento no impedirá cumplir los objetivos de déficit público, en parte gracias a que la confianza en la economía española está reduciendo los gastos por los intereses de la deuda.