La Asociación Valenciana de Empresarios se posiciona con el jefe del Consell, y le pide ayuda para dignificar la figura del empresario como generador de riqueza

 

El equilibrio de fuerzas en la Comunitat está cambiando. Al menos, eso se desprende de la imagen política del encuentro de trabajo, mantenido en un conocido restaurante de Alicante, entre el president de la Generalitat, Ximo Puig,  y la cúpula directiva de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) con Vicente Boluda, Federico Félix y Juan Roig a la cabeza, y donde el lobby empresarial se posicionó con el Consell en defensa de un nuevo modelo de financiación y de infraestructuras para la Comunitat.

Así se desprende de la intervención del presidente de AVE, Vicente Boluda, donde ofreció el “apoyo  y colaboración” al Consell “para hacer de nuestro territorio y de España un lugar de más oportunidades, con más calidad y con más ambición”, donde reconoció del president “tu talante y actitud de cooperación y lealtad con el gobierno de España, demostrando que gobiernas para el conjunto de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana y pensando en el interés general del conjunto del país”.

En este sentido, sumó su voz a la del gobierno valenciano en la defensa de un nuevo modelo de financiación y de inversiones en infraestructuras, porque son “proyectos que contribuyen a nuestra competitividad y cohesión como las infraestructuras, en especial el corredor mediterráneo, pero también aspectos como el modelo de financiación, el problema del déficit hídrico, la defensa del turismo como un sector clave y los valores éticos como seña de identidad de nuestras empresas, así como la competitividad de las mismas” son prioridad para todos nosotros.

Según Boluda, siguiendo el relato institucional del president, “la Comunidad Valenciana debe ser actor principal en la construcción de una España potente y más cohesionada”.

No obstante, el dirigente empresarial pidió a Ximo Puig mediación ante quienes hacen comentarios o argumentos, o se dan actitudes contrarias a la iniciativa empresarial y eso no es bueno para una sociedad que, como la nuestra, aspira a estar en los puestos de liderazgo europeo: “Pedirte, aunque sabemos que lo compartes, que nos ayudes a trabajar por la dignificación de la figura del empresario, sin duda un actor clave no solo para la generación de riqueza y empleo en nuestro entorno, sino para construir una mejor sociedad”, lo que se entendió como un respaldo a determinados proyectos empresariales como Puerto Mediterráneo.

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado la sintonía entre la Generalitat y los empresarios valencianos en las reivindicaciones sobre infraestructuras y financiación de la Comunitat, en declaraciones previas al almuerzo de trabajo que ha mantenido con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE).

Después de su encuentro con el presidente de AVE, Vicente Boluda, el jefe del Consell, ha afirmado que, en esos temas, los intereses de las empresas coinciden con “los intereses generales”, y ha destacado el “esfuerzo considerable de internacionalización y de mejora de la productividad” de las compañías valencianas.

Respecto al debate sobre la financiación autonómica, Puig ha indicado que la Generalitat busca “profundizar en el diálogo“, así como que es “demagógico” eludir en las negociaciones las compensaciones a las comunidades infrafinanciadas, y ha recordado que “la credibilidad de las instituciones está en peligro si no se cumple la palabra dada”.