El líder del PSPV reaparece en Alicante tras la elección del nuevo alcalde, y pide la unidad del partido para recuperar la alcaldía en 2019

 

Hoy en Alicante hay un alcalde legal, pero no legítimo en términos políticos”. De esta manera, el secretario general de los socialistas valencianos, y a su vez, president de la Generalitat, Ximo Puig, se refirió al nuevo alcalde de Alicante, Luis Barcala, durante el encuentro con militantes alicantinos en donde mostró serías dudas sobre la legitimidad del nuevo alcalde, y expuso sus “sospechas” en torno a lo sucedido en la elección del nuevo alcalde, y donde sorpresivamente no fue elegida Eva Montesinos quien era la alcaldesa accidental tras la dimisión de Gabriel Echávarri.

Puig consciente que la pérdida de la alcaldía podría generar nerviosismo y pesimismo en la agrupación alicantina desembarcó en Alicante recién llegado de su viaje a China y Japón para recuperar la moral de las bases. Y lo hizo con fuerza, no dando por bueno el resultado y advirtiendo que “hay que estar vigilantes ante el viejo PP que ha vuelto a Alicante”, cuestionando la legitimidad del alcalde, y dejando entrever que no todo era claro.  Según aseguró hoy en Alicante hay un alcalde legal, pero no legítimo en términos políticos”, ya que “se ha producido una situación que altera la voluntad mayoritaria de las urnas en 2015” reactivando las sospechas de corrupción, pues, “ahora el PP está tanto en el gobierno de la Diputación de Alicante como en el del Ayuntamiento gracias al apoyo de dos tránsfugas”, insinuando algún trato entre Belmonte y los populares: “los alicantinos y las alicantinas votaron cambio y un gobierno de progreso, y ahora algunos han facilitado que vuelva el peor PP, el peor pasado que ha sufrido esta ciudad”, puntualizó.

De esta manera, los socialistas, según indicó el president, estarán vigilantes para “denunciar cualquier acción extraña que se vea en la nueva gestión”, y se mostró confiado “los ciudadanos responderán en consecuencia en 2019”, y el PSPV volverá a la recuperar la alcaldía, “porque ya saben lo que representa cada uno”.

En este sentido, ha destacado que los socialistas “tenemos un proyecto para Alicante, que se está desarrollando desde el minuto cero de esta legislatura y este proyecto va a seguir adelante”, y ha asegurado “jamás ha habido una Generalitat tan volcada con esta ciudad como este Consell”.  Y ha reiterado su compromiso con la ciudad: “frente a quienes han situado a Alicante como la 49 ciudad en inversiones en los presupuestos de 2018, los socialistas vamos a seguir trabajando para que esta ciudad ejerza la bicapitalidad de la Comunitat Valenciana”.

De igual manera, Puig ha respaldado la actuación de los socialistas en los últimos meses en torno a la ciudad de Alicante, asegurando que “hemos hecho lo que teníamos que hacer, hemos asumido responsabilidades que nada tenían que ver con la corrupción pero que considerábamos que no era una situación correcta, y lo hemos hecho con convicción”.

Frente a ello, en su opinión,  “ha habido otros que han aprovechado esta ocasión, unos en contra de lo que defendieron en campaña electoral y otros como muestra de que son una prolongación del PP, para que la peor cara de la política alicantina vuelva al Ayuntamiento”. Y así, está convencido que “ahora los ciudadanos ya saben lo que representa cada uno y estoy seguro de que responderán en consecuencia en 2019”.

Asimismo, el socialista ha exigido que “se deje al margen la politiquería, que dejen de poner palos en las ruedas y dejen de enredar”, y ha advertido al PP-CV que “su proyecto ya fracasó y un proyecto fracasado no puede convertirse simplemente en una barrera para nuestro objetivo de legislatura, que es situar a Alicante en el lugar que le corresponde”. A su juicio, “el PP debe de entender que la Alcaldía va a ser una cuestión transitoria y circunstancial” y ha insistido que desde el PSPV “seguiremos trabajando con responsabilidad, convicción y esperanza de que la ciudadanía tendrá dentro de 13 meses lo que se merece”.