El president apuesta recuperar el diálogo y las elecciones democráticas para reconstruir puentes

 

El secretario general del PSPV-PSOE, y president de la Generalitat, Ximo Puig, ha apostado nuevamente por el dialogo como vía para volver a la legalidad. En este sentido se ha mostrado a favor de superar la división entre soberanistas y constitucionalistas y ha incidido en que “no sería bueno fosilizar las posiciones porque hay muchos matices en la política y crear las dos Cataluñas como las dos España es muy negativo para la conviviencia”.

Puig ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas sobre la situación en Cataluña en el transcurso de una jornada sobre Marketing Online, organizada por la secretaría de TIC y redes sociales.

Según el líder del PSPV, es el momento de “hacer una gran reflexión sobre el papel de las instituciones y la capacidad de los políticos para arbitrar soluciones racionales”, ya que, en su opinión, “la emoción llevada al extremo construye monstruos y situaciones mostruosas, y estos días se han exhacerbado excesivamente las pasiones y ha habido poca política”.

Asimismo, ha señalado que “los momentos históricos han demostrado que la política es la capacidad de decisión” ha incidido Puig al tiempo que ha lamentado la falta de generosidad durante demasiado tiempo.

En este sentido, ha mostrado su deseo que las elecciones convocadas para diciembre suponga “el minuto uno de la reconstrucción” y que se afronte una “campaña sosegada dentro del marco constitucional donde cada uno explique que es lo que quiere para el futuro”.

Del mismo modo ha reiterado su oposición a cualquier intento de recentralización del Estado y ha subrayado su compromiso para “combatir con todas mis fuerzas e ideas, porque la recentralización sería acentuar la confrontación general y llevarla al conjunto de España”