Las actuaciones se prevén desarrollar durante los próximos dos años, e incluyen las acciones incluidas en el Libro Blanco de Protección de los ciclistas

 

La Consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador ha presentado el Plan de Seguridad Vial 2018-2019 que comprende “cinco objetivos estratégicos, 242 actuaciones y un presupuesto de 180 millones de euros para reducir la accidentalidad en la red viaria de la Generalitat y en la Comunitat.”

Este programa transversal, que forma parte del Plan Director de Seguridad Vial, desarrolla los compromisos planteados y, por primera vez, contempla la coordinación entre distintas administraciones con la participación de seis consellerias con competencias en Obras Públicas, Educación, Sanidad, Bienestar, Industria, Juventud y Emergencias, para reducir la siniestralidad y sus consecuencias.

Según ha explicado Salvador, que ha estado acompañada por el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo,  se pretende “proteger a los usuarios vulnerables en el diseño y explotación de las vía; promover entornos urbanos más seguros con la integración de la seguridad vial en la ordenación y planificación urbana, estimulando la nueva cultura de movilidad urbana; trabajar y educar en conductas y comportamientos más responsables y seguros; promover la movilidad inteligente, segura y sostenible y, finalmente, mejorar los tiempos de respuesta en los accidentes de tráfico”.

En este sentido, el Programa de Seguridad Vial 2018-19 parte de un análisis del tráfico y la accidentalidad de la red viaria de la Generalitat y de toda la Comunitat (redes viarias dependientes del Estado y de las diputaciones) a partir del cual se ha realizado un diagnóstico de la situación en nuestro territorio. Según el cual, la Comunitat con una cifra de 36 muertos por millón de habitantes, se sitúa por debajo de la media española, mientras que España registra 39 muertos por cada millón de habitantes, ocupando el quinto lugar con menor mortalidad de en las carreteras de la Unión Europea.

Actuaciones para reducir la siniestralidad

Entre las actuaciones previstas para reducir la siniestralidad destaca las actuaciones derivadas del Libro Blanco para protección de ciclistas en la Comunitat Valenciana.

También se ha recogido las actuaciones resultantes de la aplicación de recomendaciones vigentes para la mejora de la seguridad vial de los motoristas en la Comunitat Valenciana, redactadas por la conselleria en 2016.

De igual manera, para mejorar la seguridad de los peatones, además de los planes de movilidad, se han programado actuaciones en travesías e itinerarios peatonales en el entorno de nuestras poblaciones y también en aquellas ubicaciones interurbanas en las que se ha detectado riesgo para peatones.

En materia de accidentalidad por salida de la vía a consecuencia de distracciones, la conselleria va a realizar actuaciones para hacer más seguros los márgenes de las carreteras.

Finalmente, en cuanto a las colisiones, Salvador ha informado que la conselleria ha programado medidas para la moderación de la velocidad, entre las que se incluyen radares de tramo “en colaboración con la DGT”, así como actuaciones para reducir el riesgo que supone el adelantamiento en tramos con alta intensidad de tráfico y multiplicidad de intersecciones o accesos.