La concejala Sandra Gómez ha indicado que “por cada euro que invertimos en el auditorio, genera ocho de beneficio en Valencia”

 

Con motivo del 20 aniversario del Palacio de Congresos,  este lunes día 2 de julio, la concejala de Turismo y presidenta de la entidad, Sandra Gómez, ha destacado su “importancia” para el desarrollo de la ciudad, ya que “ha generado un impacto económico de 1.100 millones de euros en Valencia y se ha constituido en motor de desarrollo urbanístico para barrios como Beniferri o Nou Benicalap”.

Gómez ha explicado que “no solo se trata del impacto directo que genera en sectores como el turismo o la gastronomía, sino que también ha generado un impacto indirecto con los propios asistentes a congresos, que son los verdaderos prescriptores de Valencia en su lugar de origen». La concejala ha añadido que la repercusión de este espacio «es muy positiva», puesto que «por cada euro que invertimos en él, genera ocho de beneficio en Valencia”.

Para la celebración del  aniversario, se ha creado un apartado en la página web del Palacio, con el nombre ‘20 Aniversario’ (www.palcongres-vlc.com), donde se recogen testimonios y documentos que reflejan los veinte hitos más significativos de la historia de la entidad. Está previsto que el 11 de diciembre se celebre una gala y ese mismo día la ONCE imprimirá en todos sus cupones la imagen del auditorio.

El hecho de que el edificio del Palacio de Congresos fuera diseñado por el arquitecto británico Norman Foster, en opinión de la concejala, “sitúa a la ciudad de Valencia como icono arquitectónico de referencia”, ha resaltado la edila, para quien «este lugar es el principal eje sobre el que se vertebra un tipo de turismo fundamental para la ciudad, el turismo de congresos y eventos”. Por ello, “la ciudad debe seguir apostando por mejorar su Palacio, en un contexto en el que cada vez los eventos tienen más proyección internacional y hay más competencia, no solo a nivel nacional, sino también internacional”.

Por su parte, la directora del organismo, Sylvia Andrés, ha asegurado que el Palacio «cumple y ha cumplido su objetivo de mejorar el destino de Valencia como sede de grandes reuniones, y esa debe de seguir siendo nuestra meta». Para Andrés, “nuestros embajadores, prestigiosos expertos que contribuyen a la captación de congresos, los profesionales que integran el equipo humano del recinto y los proveedores estratégicos, son los pilares fundamentales y sin ellos no sería posible el éxito de este proyecto”.

Desde su inauguración, el 2 de julio de 1998, el recinto ha acogido 2.700 eventos en los que han participado 2 millones de asistentes, lo que ha generado 2 millones de pernoctaciones y 1.100 millones de euros, cifras que suponen más de 36 veces el coste del edificio. Los congresos representan el 60% del negocio total, pero también se celebran otro tipo de eventos, entre ellos la Asamblea del Banco Africano para el Desarrollo o la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. El espacio congresual también se ha convertido en plató de televisión, escenario de anuncios publicitarios, pasarela de moda e incluso en una pista de hielo para patinar.