La consellera asegura que consolidan la “inversión social como generadora de cohesión y activadora de la economía”

 

Esta semana han comenzado las comparecencias de los consellers en Les Corts para explicar las cuentas de sus departamentos para el próximo año. Y la cita se ha iniciado con la intervención de la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, una comparecencia que ha servido para visualizar el respaldo de Podem a los presupuestos, y la oposición de Ciudadanos y PP-CV que los han calificado como “ficticios” y los de “los enchufados”. Según Oltra, las cuentas de su Conselleria, que alcanzan los 1.194,7 millones de euros, consolidan la “inversión social” como un instrumento clave para generar cohesión social y para “activar la economía, ya que generan empleo, y son una fuente de búsqueda e investigación para el futuro”.

Oltra ha reivindicado que su departamento “es el que más sube de todo el presupuesto de la Generalitat, muestra evidente de la apuesta por las políticas que rescatan personas que impulsa el Consell”, destacando un incremento de casi el 20% del capítulo I dedicado a la contratación de personal, “ya que para poder implementar las políticas que requieren los valencianos y las valencianas, se necesitan profesionales para ejecutarlas”, lo que pemitirá crear 513 nuevas plazas estructurales en la Administración, más 93 por acumulación de tareas, lo que implica “un salto cualitativo y cuantitativo enorme respecto a las políticas de recortes y precarización del empleo público”, ha incidido.

Políticas de proximidad y municipalismo

Las políticas de proximidad y el municipalismo, ha recordado, es uno de los grandes ejes en los que se basa el presupuesto de esta conselleria, como lo evidencia el que en los últimos dos años las partidas para reforzar los servicios sociales municipales han crecido un 327%, permitiendo “mejorar la intervención social y comunitaria y actuar en la prevención“.

Oltra ha señalado que a través del nuevo modelo de servicios sociales los ayuntamientos han podido incrementar sus plantillas hasta con 1.400 profesionales, una cifra que en 2018 se podrá aumentar en 104 nuevos puestos de trabajo, con la incorporación de nuevas figuras profesionales.

La vicepresidenta ha lamentado la falta de implicación del Gobierno central en este tipo de políticas de apoyo a los municipios, y en este sentido ha indicado que el plan concertado para la financiación de los servicios sociales generales, que debería de estar financiado a partes iguales por el Estado y las administraciones autonómicas y locales, sólo cuenta con una aportación del Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad que no llega al 6 %, frente al 60 % que pone la Generalitat.

Esta falta de implicación del ministerio, ha recordado, también se produce en la aplicación del sistema de autonomía personal y dependencia, donde su conselleria ha ampliado el presupuesto un 3% y mantiene la consideración de la partida como crédito ampliable.

Infancia y violencia de género

A nivel presupuestario, las áreas de violencia de género e infancia serán mejor tratadas, según Oltra, que ha hecho especial mención al presupuesto de la Dirección General de Infancia y Adolescencia, del que también ha destacado el importante incremento de la partida destinada a personal, y que permitirá la creación de 90 nuevos puestos funcionariales, con los que será posible asumir desde lo público la valoración de los procesos de adopción y acogimiento, la dotación del centro de recepción de Llíria, la dirección y coordinación de los centros de titularidad pública, y la coordinación de los Puntos de Encuentro Familiares.

Asimismo, ha apuntado el hecho de que las prestaciones económicas individualizadas para acogimiento familiar se incrementa hasta los 17,5 millones de euros, lo que convierte a la Comunitat Valenciana en la autonomía española con las cuantías más altas para este tipo de ayudas, que además tienen la consideración de crédito ampliable, lo que implica que si se agota la partida consignada se pedirá una ampliación.

En concreto, según la consellera, “estas ayudas , serán de 420 euros mensuales tanto para familias extensas como educadoras. Además, y como novedad, se contemplan las actuaciones de acogimiento en familias monoparentales, que tendrán una prestación de 450 euros al mes, mientras que las familias de acogimiento especializado, recibirán mensualmente 990 euros· ya que se trata de “dignificar el papel fundamental que las familias solidarias valencianas tienen con nuestros niños y niñas”.

De igual manera, la otra dirección general con mayor crecimiento será del Institut de les Dones i per la Igualtat de Gènere, que  incrementa su presupuesto en un 23,5%, hasta los 21,86 millones de euros, sobretodo las políticas de lucha contra la violencia de género, que suben hasta los 12,8 millones de euros, en cumplimiento de lo establecido en el Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista.

Respaldo de Podem

Desde los grupos parlamentario ha habido una recepción desigual de la comparecencia. Desde Podem su portavoz adjunto, Fabiola Meco, ha celebrado que la conselleria de Igualdad “esté un 13,8% mejor dotada económicamente que el ejercicio anterior, pero ha insistido en la necesidad de incrementar los recursos en materia de dependencia, particularmente de una mayor disponibilidad de plazas en residencias”.

Meco ha explicado respecto a este apartado que “frente a las 800 plazas que se contemplaban originariamente hemos conseguido elevar el número hasta 1.000, y se ha asegurado que haya más recursos para personal del que hay a día de hoy, con la finalidad de agilizar los expedientes y reducir tiempos de espera”.

No obstante, ha expresado su preocupación por que la accesibilidad pública y universal tenga recursos y ha señalado que considera exiguos los destinados en materia de menores, tanto en lo referente a la gestión adecuada en todos sus ámbitos (recepción, protección, adopción, acogida y puntos de encuentro.

Cuentas de enchufados y ficticias

Desde el PP, su portavoz adjunta, María José Catalá, ha señalado que el presupuesto de la Generalitat para 2018 en materia social se resume en “verdades a medias y aumento de los enchufados de Oltra”.

Català ha explicado que “el crecimiento del presupuesto en la Consellería de Oltra es el mismo que el del sector público y las empresas públicas, un 13,8% y los ingresos parten de una partida irreal pues salen de unos presupuestos ficticios”.

La portavoz popular ha explicado que “el problema es que de lo que nos cuenta y nos dice Oltra, nos vamos a creer el 50% que es lo que al final va a ejecutar de los presupuestos, las verdades a medias. En 2016 ya se dejaron sin ejecutar casi 59 millones de euros y en 2017, a 30 de septiembre, solo han ejecutado un 13,56% de las inversiones (es decir, inversiones en centros de mayores, residencias, etc…). Realmente no nos creemos nada de lo que dice o al menos el 50% que es lo que ejecuta”.

De igual manera, ha indicado que “en realidad vemos que son unos presupuestos en los que se ve que la vicepresidenta es la reina de los enchufados. Se coloca asesores extra en los presupuestos, con doce asesores solo para ella. Ha pasado en dos años de tener cinco asesores a doce. Los tres asesores más para este año cuestan en 2018 a los valencianos 133.000 euros al año. Incumple sus propias promesas. Dijo que la vicepresidenta tendría solo dos asesores y tiene doce. Prometió eliminar las secretarias autonómicas como medida de ahorro, y hoy tiene un 10% de altos cargos más que en la pasada legislatura y les ha subido el sueldo un 2%”.

Por su parte, desde Ciudadanos, Tony Woodward, ha preguntado a Mónica Oltra “quién va a pagar realmente el aumento de gasto previsto en los presupuestos del próximo año si las personas con dependencia reconocida en la Comunitat Valenciana siguen sin cobrar las ayudas que les corresponden”, y ha criticado que ·se fundamenta en ingresos irreales y con partidas ficticias”.

Woodward ha recordado que “el año pasado, desde esta conselleria, se realizaron muchas promesas que han caído en saco roto”. Como ejemplo, ha citado la red Infodona, “de la que se desconoce cuál es el servicio que va a prestar; o las anunciadas 3.300 plazas en centros de mayores, para las que se anunció una consignación de 64 millones de euros y de las que nada se sabe”.