La radicalidad de los acontecimientos liderados por Puigdemont ha convertido a la Comunidad Valenciana en la receptora de algo que resultaba impensable hace tan solo unas semanas como es el traslado de las sedes de las principales entidades financieras catalanas a Valencia y Alicante.

Un panorama que desangra la economía de la comunidad vecina, a pesar de los indefendibles argumentos esgrimidos por el Govern de Cataluña que además, en tono desafiante, considera el territorio valenciano como destino lógico de empresas y entidades por pertenecer a esa falacia llamada països catalans.

Por otra parte, en lo que concierne al Turismo, temática habitual en la edición de jueves de Ciclo Empresarial, éste sector también se ha visto beneficiado por la crisis catalana con el desvío de cruceros que tenían como destino Barcelona y que han terminado atracando en el puerto de Valencia.

Al margen de este factor circunstancial o no, en base a la profundidad del estado de excepción en Cataluña, nuestros expertos, Juan Carlos Sanjuán, Socio Dtor. de Casual Hoteles, José Salinas, Socio Dtor. de Novella & Salinas y Alberto Galloso, Socio Dtor. de Soluciones Turísticas, destacaron la preocupación del turismo por los acontecimientos radicales.

Una situación que ha virado casi 360 grados en apenas dos meses, ya que no hace tanto tiempo el sector se enfrentaba al fenómeno también radical de la turismofobia, mientras que ahora tiene que mantener el status quo positivo reputacional en la imagen no solo de Cataluña sino en el conjunto de España.

 

PROGRAMA

  • Ciclo Empresarial

EMISIÓN

  • 5 de Octubre de 2017

DIRECCIÓN

  • José Luis Pichardo

CONTERTULIOS

  • Juan Carlos Sanjuán, Socio Dtor. de Casual Hoteles
  • José Salinas, Socio Dtor. de Novella & Salinas
  • Alberto Galloso, Socio Dtor. de Soluciones Turísticas