Decía el filósofo griego Platón 347 a.C., que “el precio de desentenderse de la política es que te gobiernen los peores hombres”, es evidente que el maestro de Aristóteles desconocía la existencia del gobierno del “Botanic” en Valencia, la inutilidad del nacionalismo valenciano de Compromís, que junto al PSPV y el Bloc que presuntamente se financiaron de manera ilegal según la investigación judicial, no han conseguido absolutamente nada en estos Presupuestos Generales del Estado para 2018.

De igual manera, el filósofo griego desconocía de la existencia de la decadencia del bipartidismo en estos días de sobresaltos judiciales donde el juicio de los “ERE” del PSOE andaluz y especialmente, el Partido Popular desangrándose con la Gúrtel y ahora el caso “Zaplana”, hace temblar las piernas del señor “M. Rajoy”, dado que la inminente sentencia del juicio y su previsible condena de cárcel al “Bigotes” y a la mujer del Sr. Bárcenas, puede acelerar el ventilador de la “podredumbre” en las cloacas de la corrupción política.

Mientras tanto, el diputado que les habla, orgulloso como portavoz de presupuestos en el Congreso por Ciudadanos, ve cómo es posible serle útil a la sociedad, especialmente a la valenciana, por los logros conseguidos de nuevo en estos presupuestos como la bajada de impuestos, los 1000 euros para las guarderías, los permisos de paternidad, la equiparación salarial de la policía y guardia civil, … y especialmente, el aumento del 3% de las pensiones mínimas y de viudedad.

Son 8.000 millones de euros en medidas que se suman a las 329 enmiendas presentadas y aprobadas por el Congreso esta semana, muchas de ellas para nuestra comunidad, con especial cariño a la defendida por mi Grupo, pues por primera vez en la historia habrán 10 millones de euros para la Autoridad del Transporte Metropolitano de Valencia, rompiendo con la injusticia que se estaba produciendo, en comparación con otras grandes urbes como Madrid o Barcelona, y demostrando una vez más, la inutilidad del nacionalismo valenciano, la incapacidad de negociación de Compromís como sí lo han hecho otros nacionalismos (PNV, CC, NC, UPN, FA), con el alto coste que supone para las arcas del estado como el “cuponazo” y para aumentar aún más las desigualdades entre las Comunidades Autónomas.

La historia será juez y testigo del nacionalismo valenciano más inútil, y no me mal entiendan, saben ustedes nuestra posición, son ellos quienes alimentan las desigualdades entre territorios, entre españoles, pero Compromís, sinceramente, no sirve ni para esto, por cierto, afortunadamente.

Vicente Ten

Portavoz de la Comisión de Pptos. del Congreso por Ciudadanos