El valenciano dimite tras conocerse que fue multado por la Agencia Tributaria por utilizar una empresa interpuesta para pagar menos impuestos entre 2006 y 2008

 

Apenas una semana después de tomar posesión el nuevo Gobierno de España, presidido por Pedro Sánchez, éste ya ha tenido su primer cambio, y es en el controvertido Ministerio de Cultura y Deporte, donde José Guirao ha sustituido a Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deportes.

La sustitución se hizo pública en la tarde de ayer, una vez que se produjo la dimisión del valenciano, Màxim Huerta, después de conocerse que fue sentenciado a pagar a la Agencia Tributaria un total de 365.939 euros por utilizar una empresa interpuesta para pagar menos impuestos entre 2006 y 2008.

Huerta, en rueda de prensa, ha asegurado que ha sido víctima de una “caza de brujas” o de una “jauría humana”, que no hizo “nada turbio” y que creó su sociedad limitada aconsejado por su asesor fiscal, “como tantos otros creadores en aquella época”.

El ex ministro ha tratado de evitar su dimisión a lo largo de todo el día desde el momento en que se conoció a primera hora de la mañana la multa por parte de Hacienda por no pagar los impuestos que le correspondían, pero la presión de los grupos de la oposición especialmente de Podemos han provocado el cese.

Por su parte, José Guirao, ex director del Museo de Arte Reina Sofía entre 1994 y 2001 y exdirector de La Casa Encendida de 2002 a 2014, toma posesión de cargo de ministro de Cultura y Deportes siendo, en la actualidad, patrono de la Fundación Federico García Lorca, de la Fundación Antonio Gala, de la Fundación José María Sicilia y Patrono de la Fundación Museo del Grabado Español Contemporáneo de Marbella. También es profesor invitado del Master de Gestión Cultural de la Universidad Carlos III de Madrid.