• “El principal problema que hemos encontrado ha sido la lentitud de los trámites administrativos”
  • “En tan sólo dos años ya hemos recuperado 4.808 profesores al sistema educativo, y hemos podido reducir el ratio por aula”
  • “La Bola del Drac hizo más por el valenciano que miles de horas de clase, y lo digo igual para el inglés”

 

Miguel Soler es uno de los máximos responsables de la actual política educativa del Consell del Botànic, junto al conseller Vicent Marzà. En esta entrevista hace balance de estos dos años y medios de gestión, donde se ha tratado de recuperar todo lo perdido con los recortes: la política de becas y las plazas de profesores que desaparecieron durante la legislatura pasada. Entre los problemas hallados, además de la carencia de infraestructuras educativas y tecnológicas destaca “la excesiva lentitud administrativa”. En el ámbito lingüístico reconoce que existe una “cierta obsesión” por el inglés, y lamenta la politización política del plurilingüismo.  Eso considera que la televisión hace más por un idioma que la enseñanza. Entre los logros del Consell del Botànic destaca Xarxallibres como logro social, junto a la beca salarios para los universitarios sin recursos.

¿Cuál es su balance de estos dos años y medio al frente de Educación?

Nos encontramos un panorama  con muchas cosas por hacer por lo que nos planteamos una serie de objetivos básicos.  Por una parte, dentro de la oferta educativa, la necesidad de  ampliarla en educación infantil, de 0 a 3 años,  como en formación profesional, es decir, por abajo y por arriba, que es donde tenemos los dos grandes déficits. Y por eso, pusimos nada más llegar las aulas públicas de 0 a 2 años, y el incremento del bono infantil para las escuelas infantiles. Y eso ha permitido que mientras en España ha bajado la matriculación de 53.000 alumnos según La Caixa, aquí tenemos 3.000 alumnos más, porque tenemos 100 aulas de educación infantil en centros públicos, y el bono infantil, se ha incrementado en un 40%, pasando de 30 millones en 2015 a 42 millones este año.  Y esos alumnos estaban antes en su casa. En formación profesional el primer año se pusieron en marcha 130 ciclos nuevos, y el segundo 60 más,  es decir, casi 200.

Además, no se trataba sólo de aumentar la oferta sino mejorarla. Y ahí habían dos aspectos fundamentales: recuperar los recortes de profesorados de los últimos cuatro años, cerca de 5.000, y en tan sólo dos años, ya hemos recuperado 4.808 profesores al sistema educativo, pasando de unos 51.000 a 55.000 docentes. Eso ha permitido incrementar el profesorado de los distintos centros, aunque no todos por igual al haber un decreto estatal que nos impide reducir la jornada lectiva del profesorado de secundaria, que está en 20 horas, como nos piden colectivos profesionales, pero, sí hemos podido conseguir la reducción progresiva de la ratio, que aquí la habían llevado al máximo permitido: 30 infantil y primaria, 36 secundaria y 42 bachillerato y FP. Eso no se podía hacer de forma global, y se ha optado de forma paulatina por reducir el ratio, faltando fundamentalmente en la actualidad el de primaria, estableciendo ratios mínimos inferiores a 25 alumnos.

Por otra parte, se también queríamos evitar que nadie dejara de estudiar por motivos económicos. Así, los comedores escolares en junio y septiembre, incrementándose las becas de comedor, de 98.000 a 118.000, y la otra gran medida que pusimos en marcha fue XarxaLlibres, que es una realidad ya consolidada.

hay más de 400.000 alumnos cuyas familias han pedido tener el banco de libros en la educación obligatoria”

¿Una de las medidas mejor valoradas por la ciudadanía?

Es una gran satisfacción, y eso ha sido, porque, a pesar de las dificultades iniciales de su aplicación, y de las voces críticas, este año hay más de 400.000 alumnos cuyas familias han pedido  tener el banco de libros en la educación obligatoria. Para muchas familias tener que pagar 600 libros al principio de curso no es una broma, y si lo notan cuando adoptas es una medida que no tiene vuelta atrás.

Estamos trabajando para que nadie se quede sin estudiar por motivos económicos”

¿Se conseguirá prolongar la vida de los libros de textos, pues, de conseguirlo ambas medidas supondrá un ahorro para las economías familiares?

En eso estamos trabajando, pero, hay que tener en cuenta que con Xarxallibres el ahorro familiar es importante, y hay que recordar que somos la única comunidad autónoma que lo hizo de forma global para el conjunto de España, y además, hay que recordar el aumento becas de comedor, no sólo globales, sino también parciales, aumentando el número de beneficiarios y las becas universitarias, que han tenido un crecimiento muy  importante, junto a la beca-salario que han permitido que una generación de alumnos, la generació del Botànic, que entraron el año pasado en la universidad, tienen 6.000 euros al año, porque hay un sector de población que además de tener becada la matrícula necesitan algún tipo de ingreso para poder estudiar. Todos los alumnos que acceden a esta beca, un total de mil, tienen una nota media de 7,5. Además, para el conjunto hemos bajado la nota media para acceder a matrícula gratuita a un 5, y hemos aprobado una reducción del 15% en las tasas universitarias en dos años. Todo ello para que nadie se quede sin estudiar por motivos económicos.

A parte de las carencias señaladas, ¿cuál es el primer problema encontrado en el departamento?

El principal problema ha sido la lentitud de los trámites administrativos, y ello, se comprueba en el tema de las construcciones escolares, es decir, conseguir unas instalaciones dignas para todo el alumnado de las distintas etapas educativas. Nos encontramos con un mapa de  infraestructuras educativas absolutamente vergonzoso, centros en barracones, centros que requerían rehabilitaciones integrales,… Si se tiene en cuenta que ha coincidido con una etapa de crecimiento económico no tiene ninguna justificación. La puesta en marcha del Plan de Infraestructuras Educativas llevó a comprobar que los trámites de la administración cada vez son más lentos, y se ha demostrado que la inclusión de nuevos mecanismos para garantizar la transparencia no sirven para evitar total la corrupción como los casos que estamos escuchando todos los días en nuestra comunidad, y además dificultan los procedimientos, de manera que entre que presentas un plan y lo pones en marcha pasa un tiempo enorme. Por ello pusimos en marcha el Plan Edificant, una apuesta de todo el Consell con una presupuesto mínimo de 700 millones ampliables.

Con el Plan Edificant podremos iniciar este año la construcción en más de un centenar de centros y realizar obras menores en 800 ó 900 centros”

Pero, ¿se agilizarán los trámites?

Ese es el objetivo del Plan Edificant haciendo que no sea únicamente la Conselleria la que ejecute las construcciones. Así, el plan plantea algo similar a XarxaLlibres que sea una actuación coordinada entre la Generalitat, la administración local y las diputaciones. En este caso lo que se ha planteado es que no sólo la Conselleria pueda construir sino los ayuntamientos que se adhieran al plan. Hasta el momento, ha sido un completo éxito con 220 ayuntamientos de las tres provincias apuntados. Y al final creo que estarán todos los municipios. Recientemente, he estado en Orihuela reunido con el alcalde del PP que habían previsto actuaciones en 23 centros, entre ellos, un nuevo centro y una ampliación, y se han aprobado las 23. Y ahora, tienen que presentar la memoria económica.

¿En qué se diferencia este método del sistema tradicional?

La diferencia fundamental es que si esos 700 millones de euros no los hubieran dado a la propia Conselleria para realizar nosotros las actuaciones, hubiéramos sido incapaces de poder ejecutarlos por toda la tramitación que se tiene que hacer en todo proceso de reforma. Al poder intervenir simultáneamente todas las administraciones, es decir, las diputaciones, la Generalitat y los ayuntamientos, se puede hacer mucho más. Si la Conselleria por sí sola podría haber construido entre 12 y 15 centros y haber hecho reparaciones en 150,  podremos iniciar trámites de construcción en más de un centenar de centros y realizar obras menores en 800 ó 900 centros, porque no es mismo que el ayuntamiento de Orihuela tramite 23 actuaciones que la Conselleria 2.000 actuaciones, pues, los pliegos administrativos son más complicados.

¿Puede generarse algún problema de corrupción, pues, el origen de Ciegsa era algo similar: acelerar obras?

Pero, no tiene nada que ver, porque Ciegsa era una empresa pública  que dependía de la Conselleria de Educación y ahora sabemos de lo que ahí pasó. Ahora, lo que se trata es que las administraciones locales realicen un trabajo conjuntamente con la Conselleria que continuará construyendo. Se trata de delegar una actuación concreta en un ayuntamiento, pero, los niveles de control y trámites son los mismos. Cualquier obra municipal tiene  los mismos mecanismos de revisión, control e intervención que una de la Generalitat.

Todos centros educativos tendrán banda ancha en un periodo de año y medio”

Otra asignatura pendiente es la digitalización de los centros, ¿cuándo se abordar?

Efectivamente, es una asignatura pendiente de los tiempos en los que estaban en el Ministerio de Educación cuando lanzamos el programa Escuela 2.0 al que se apuntaron todas las comunidades autónomas, menos la Comunitat Valenciana y Madrid. Aún recuerdo del entonces conseller, Font de Mora, diciendo que las tabletas podría provocar problemas de vista en el alumnado valenciano. De ahí arranca una brecha de dotación de ordenados a los centros, a pesar de que en los últimos años se ha producido un incremento de ordenadores, y de hecho, las pizarras digitales están muy extendidas ya por muchos centros. También, es cierto que no en ese campo nunca estaremos a la última debido a los cambios que se producen de forma muy rápida. En este sentido, se ha firmado un acuerdo con el Ministerio de Educación y con Red.es para dotar a todos centros de banda ancha en un periodo de año y medio.

Se hablado de un camino especial para los interinos  a la hora de presentarse a oposiciones, ¿en qué consiste?

Vamos a trabajar en una propuesta de pacto para combinar una oferta de potente de plazas en los próximos cuatro años que son: 3.000 este año para primaria, 5.000 el que viene para secundaria en el 2019, 2.500 más de secundaria para el 2020 y otras 2.500 primaria para 2021. Esa oferta de plazas va a permitir aumentar la oferta de profesores con plaza en el conjunto de la Comunitat, y por lo tanto, la estabilidad de plantillas. Y a la vez, estamos trabajando en un acuerdo con las organizaciones sindicales para que el profesorado interino tenga unas garantías de estabilidad en el trabajo, pues, dejando claro que el número de  plazas que se convocan a oposición no cubren las necesidades del sistema, por ejemplo, las 4.500 plazas creadas estos años no figuran en la oferta pública. Además, hay que tener en cuenta que el 80% de los aprueban las oposiciones son interinos, por lo que consolidarán plaza. No obstante, somos consciente que hay un colectivo de interinos más vulnerables, es decir los mayores de 55 años, en donde vamos  a trabajar para buscar una solución alternativa, teniendo en cuenta su experiencia.

Lo que está claro que hay un déficit en inglés y en valenciano, que queremos corregir”

¿No ha habido una cierta precipitación en el Decreto de Plurilingüísmo y haberse evitado cierta polémica?

Lo que hemos tratado es conseguir un objetivo que el alumnado aprendiera las dos lenguas oficiales y una extranjera, que mayoritariamente es el inglés. Eso no se consigue de un día para otro sino de forma paulatina. Actualmente, todos los chavales hablan castellano a los 16 años, el 31% también valenciano y el 6% además inglés, con lo que está claro que hay un déficit en inglés y en valenciano, que queremos corregir, a pesar de que la Constitución exige el dominio de las dos lenguas oficiales en las comunidades que la tenga. A partir de ahí, se hace un decreto, que no genera polémica en los centros educativos. La polémica surge fuera,  a través de la Diputación de Alicante, pues, como siempre sucede en nuestra comunidad  con los temas de lengua. Más allá de la utilización política manipuladora del plurilingüismo  hubo dos debates, el vincular la mayor oferta de inglés a la línea del valenciano, y la certificación. Esos dos debates se pretendían resolver a través del currículum de centros de primara, que establecía que tendrían 3,5 horas de libre disposición, y a través del decreto de certificación de idiomas, como se explicó al Ministerio de Educación que no recurrió. Al final, lo que ha habido una manipulación política irresponsable e inconsciente, pues, este año sólo afectaba a los niños de tres años.

¿Qué cambios introduce la nueva ley aprobada esta semana?

Que todos los centros elaborarán un programa lingüístico que cumpla los siguientes principios: que tengan un mínimo de 25% de las horas en castellano, un mínimo de 25% de las horas en valencianos, y entre un 10 y un 25% en inglés. El mínimo del 25% de horas no es un capricho, nos hemos basado en las distintas sentencias del Tribunal Supremo en esta materia, que fija ese criterio. Y en el caso del inglés hemos puesto entre un 10 y un 25%, porque nuestra obligación no es sólo que hable sino de qué hablar. Es decir que sepan matemáticas, lengua, historia,…, porque está demostrado que estudiar en esa lengua es la mejor forma de aprender una lengua, pero la ley también contempla la posibilidad que un centro pueda solicitar un programa experimental si tiene unos requisitos especiales.

Creo que hay una moda para mí exagerada para aprender inglés en perjuicio de otros conocimientos”

¿No cree que existe una excesiva obsesión hacia el aprendizaje de lenguas en perjuicio de otros conocimientos?

Sí, creo que hay una moda para mí exagerada consecuencia que el inglés se ha puesto como requisito para determinados puestos de trabajo, pero hay que tener en cuenta que un idioma no se aprende solo desde el sistema educativo. Yo he dicho millones de veces que la Bola del Drac hizo más por el valenciano que miles de horas de clase, y lo digo igual para el inglés. Las películas subtituladas en versión original y dibujos animados en inglés es lo que tiene que favorecer que la población general tenga más domino de idiomas. Eso es está demostrado. Hace veinte años los alemanes hablaban mucho mejor inglés que los españoles, a pesar de tener las mismas horas de clase, y era porque no tenían tanto doblaje. Y sucede lo mismo con un niño que vive en Benidorm que otro de cualquier localidad del interior, la diferencia es el entorno: viven una sociedad donde hay ingleses viviendo todo el año.

En Madrid se usa el inglés como un elemento de segregación social para diferencia a alumnos”

¿Considera que otras comunidades, como Madrid, usan el inglés para hacer segregación lingüística?

Sí, lo hacen como elemento de segregación lingüística. Por ello, hemos acabado por las líneas de idiomas, para evitar que haya grupos de alumnos con más o menos posibilidades. De hecho, hay estudios que demuestran que se usa el inglés como un elemento de segregación social para diferencia a alumnos.

¿Cómo va la ley valenciana de educación?

El borrador va bastante avanzado. Tenemos que analizar ahora  cómo van la tramitación de leyes en las Cortes para establecer un calendario. Hemos mantenido reuniones con todos los grupos políticos y organizaciones sindicales y con distintos colectivos para abordar los principios generales.

¿Habrá consenso?

Aún es demasiado pronto. Eso lo sabremos en el momento que tengamos una propuesta encima de la mesa. Hasta el momento todos están a favor de un acuerdo, incluyendo el PP que quería una ley de máximo consenso.  Y en esta línea vamos a trabajo.

Otra cuestión conflicto han sido los conciertos, ¿cómo van?, ¿disminuirán?

Efectivamente, es uno de los temas histórico, y es un ejemplo  que lo ocurrido no tiene nada que ver con las manifestaciones públicas, porque hoy en el año 2018 hay más profesores en la concertada que en 2015. Ese es un dato objetivo que nadie puede discutir. Los conciertos en infantil-primaria, secundaria y formación profesional son los que había, y sólo se han reducido los que no cumplían la ratio mínima de un municipio. Y ahí no ha habido  ningún conflicto. Solo en bachillerato donde el año pasado había 418 unidades, de las que se redujo el concierto solo en 27. Además, hay que recordar que somos la única autonomía que se concertaron globalmente todos los centros de bachillerato, cuando no había obligación, y más cuando había oferta suficiente en la enseñanza pública.

¿Qué pasa con la formación profesional?, ¿continua  siendo la asignatura pendiente?

Creo que es más bien un latiguillo, pues, en todos años se han aumentado las unidades, poniendo en marcha cerca de 200 ciclos nuevos. Tenemos además líneas vacantes otras saturadas, y mucho de ello, depende de las modas de la televisión, y poco con las necesidades laborales. Para ajustar la oferta a la demanda estamos elaborando con la Universitat de València  un mapa de la formación profesional ajustando la oferta a las necesidades por comerca, partiendo que no en todos los sitios se podrá ofrecer todo.