El director de Hosbec Valencia y consultor turístico, Alberto  Galloso afirma que “vamos a tener problemas con el protocolo aprobado entre el Ayuntamiento de Valencia, la Asociación de Vendedores del mercado Central y la Asociación de Guías Turísticos de la Comunidad Valenciana para prohibir el acceso a grupos de turistas si no van acompañados de los guías oficiales”.

Y digo esto – señala Galloso – porque algunos llevan tutor de viajes propio y eso puede generar enfrentamientos como ya ha sucedido en ocasiones, no solo en Valencia sino también en otros destinos europeos. Y además, la pregunta es por qué se ha firmado un protocolo cuando ya existe una normativa al respecto. Más bien, lo que tendríamos que plantearnos es el motivo por el que no se cumple”.

El consultor turístico señala que “antes de restringir el acceso a grupos de turistas a un recinto gastronómico tan emblemático como el Mercado Central debemos estudiar bien cuál es la fórmula apropiada. Se puede entender que la aglomeración de turistas y más de los que solo van a curiosear, puedan entorpecer la labor cotidiana tanto de vendedores como de compradores”.

Pero entonces – prosigue Galloso – “el agruparlos a la puerta, restringiendo solo su acceso bajo la tutela del guía no parece la mejor solución, entre otras cosas, porque algunos grupos ya traen guías propios y esto puede generar conflictos con los oficiales”.

Por ello, el director de Hosbec Valencia propone medidas alternativas para paliar la congestión de turistas en el Mercado Central como “implantar horarios y tarifas muy reducidas, para que estos grupos solo tengan acceso al recinto a una hora y a unos precios determinados. Este modelo sí que podría regular la situación sin necesidad de que los guías entrasen en conflicto por el acceso o no de sus grupos al recinto”.

Por otra parte, Alberto Galloso señala en relación a la problemática suscitada por los tornos implantados en Venecia con el objeto precisamente de evitar también la saturación turística en la zona histórica de la ciudad que “no podemos comparar el modelo de Venecia al de Valencia y otras ciudades españolas, porque a ojos de los turistas es como un parque temático. Hay que tener en cuenta que la ciudad italiana recibe 21 millones de visitantes al año, y eso hace que irremediablemente se adopten medidas para contener a semejante avalancha”.

Y sobre la enmienda del Ayuntamiento de Valencia para obligar a los apartamentos turísticos a pasar por su aprobación, en base a la ordenanza que prohíbe el uso de estas viviendas excepto en bajos o primeras plantas, el director de Hosbec Valencia tiene claro que “volvemos a errar en una lucha contra un problema que ya sabemos que es global, pero que intentamos solventar también aquí. Si aplicamos esta norma tendremos que castigar a los establecimientos reglados. Creo que hay que buscar más soluciones como crear registros y localizar a esas viviendas que siguen actuando de manera impune, antes que ir contra aquellos que están regladas, pero que se quedan fuera de esa ordenanza simplemente por estar ubicadas a otras alturas”.