El pleno aprueba un decreto para asumir al personal procedente de la antigua contrata del Hospital de la Ribera a partir del 1 de abril

 

El pleno del Consell aprovechó su sesión de este viernes para realizar una nueva reordenación de su segundo escalafón, centrada en esta ocasión, en las áreas de Economía Sostenible, Hacienda y Sanidad, justificada en parte, según la vicepresidenta, Mónica Oltra, a la incorporación del área de salud de La Ribera a la gestión cien por cien pública, pero no únicamente por ello.

Así,  la subsecretaria de Hacienda, Eva Martínez, sustituirá a José Moreno al frente de la Dirección General de Presupuestos, mientras que la directora general del Sector Público Empresarial, Empar Martínez, pasará a ocupar la Dirección General de Industria y Energía, departamento que estaba pendiente desde que lo abandonó el ex alcalde de Elche, Diego Maciá, por discrepancias con el conseller. El cargo que ostentaba Martínez será ocupado por Juan Ángel Poyatos, quien actualmente era director adjunto en el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

En cuanto a Sanidad, la hasta ahora directora general de Alta Inspección, Isabel González deja el cargo para ser la nueva gerente del área de salud de La Ribera. Será sustituida por Isabel Castelló, licenciada en Derecho que ya trabajó cómo técnica en esa conselleria. Además, la dirección general de Recursos Humanos y Económicos se divide en dos partes, una centrada en Recursos Humanos, que  dirigida por Justo Herrera, mientras que en el área de Eficiencia y Régimen Económico se nombra a Carmelina Pla.

Compra pública innovadora

Por otra parte, el Consell ha aprobado ha aprobado un decreto mediante el que se actualiza a la nueva ley de Contratos del Sector Público y otras disposiciones referentes a la Junta Superior de Contratación Administrativa de la Generalitat, los Registros Oficiales de Contratos y el de Contratistas y Empresas Clasificadas, este último desde el punto de vista de su integración en el Registro del Sector Público y la Central de Compras de la Generalitat.

La nueva normativa incorpora, entre otras cuestiones, la posibilidad de extender la contratación centralizada a las obras, además de los suministros y servicios de uso común en el conjunto de la Administración de la Generalitat y su sector público instrumental, con excepción de los sanitarios.

Asimismo, permite que puedan adherirse a estos acuerdos marco de compra centralizada las diferentes instituciones que constituyen la Generalitat y que se encuentran determinadas en el Estatut d’Autonomia de la Comunitat Valenciana, las universidades públicas de la Comunitat y las entidades locales de la Comunitat Valenciana, así como las entidades adscritas o dependientes de estas entidades.

Igualmente, la nueva regulación propicia la compra pública innovadora, consistente en el uso estratégico de la contratación pública para favorecer la innovación, de forma que las administraciones se comprometen a adquirir productos desarrollados por las entidades adjudicatarias.

Gestión del Hospital de La Ribera

Por otra parte, el Consell, que se reunirá hasta dentro de quince días,  ha adoptado distintas medidas encaminadas a garantizar el funcionamiento del departamento público de sanidad de La Ribera que, según a vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, “será una realidad a partir del 1 de abril”.

Así, según ha explicado, se ha aprobado el decreto por el que se regulan los efectos en materia de personal como consecuencia de la extinción del contrato de gestión de servicio público por concesión del departamento de salud de La Ribera. También se ha acordado la publicación del régimen retributivo del personal en proceso de subrogación como consecuencia de esta reversión que garantiza las condiciones previas para estos trabajadores y trabajadoras.

Oltra ha recordado que “el Consell del Botànic se comprometió en 2015 a recuperar para la gestión pública la asistencia sanitaria de la comarca de la Ribera, con una población de 250.000 personas. Después de 18 años en manos privadas, estamos a punto de concluir con éxito la reconexión al sistema sanitario público valenciano de esta departamento, que incluye mejoras para reforzar la atención prestada actualmente”.

Entre ellas, ha destacado que esta reversión permitirá la “equiparación de la ratio actual al resto de departamentos de gestión pública, con la ampliación de la plantilla en 303 personas de aquí a final de año, o la apertura durante más horas del Servicio de Cirugía Pediátrica para atender mejor a los más pequeños”.

De igual manera, ha explicado que la finalización del contrato el 31 de marzo y la recuperación del Hospital de Alzira y de todo el departamento de salud de La Ribera para la gestión pública “será una realidad el próximo 1 de abril, lo que hace necesario regular las características legales de la situación laboral de los cerca de 1.500 trabajadores y trabajadoras una vez acabe el contrato con la UTE Ribera Salud”, tal y como ha aprobado el Consell.

En este sentido, la consellera de Sanidad Universal y salud Pública, Carmen Montón, ha explicado más detalladamente el contenido de los dos decretos aprobados hoy y ha destacado que la reversión pone de manifiesto que “para el Consell “la salud es un derecho y no un negocio; y constata que las privatizaciones no son para siempre”.

Con los dos acuerdos aprobados “la plantilla arrancará el próximo 1 de abril con un total de 1.425 trabajadores indefinidos, 254 temporales que se van a contratar a través de la bolsa abierta el pasado 19 de febrero, y que cuenta con 14.000 profesionales; y con 310 trabajadores estatutarios. A ellos se sumarán los 303 nuevos trabajadores y trabajadoras referidos por la vicepresidenta”.

Montón ha recordado que se mantendrá la carta de servicios del Departamento y “se aumentarán las prestaciones, como el nuevo servicio de Cirugía Pediátrica que en estos momentos no existía y que se cubría mediante contratos mercantiles con profesionales que acudían de forma puntual. También se reforzarán los servicios de atención primaria, de atención en urgencias y la hospitalización domiciliaria”

Además, la Generalitat destinará 7,8 millones de euros (5,7 millones en 2018 y otros 2,1 millones en 2019) en inversiones para infraestructuras y tecnología en este Departamento, una inversión que será posible “al eliminar el beneficio empresarial que escapa del sistema público lo que permite la reutilización de estos fondos para la sanidad pública valenciana”, ha señalado Montón.

Proyecto de Ley de Ordenación del Territorio

Por otra parte, entre los acuerdos adoptados hoy por el Consell, Oltra ha destacado que el pleno ha dado el visto bueno al proyecto de Ley de modificación de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunitat Valenciana para su tramitación en Les Corts.

La vicepresidenta ha recordado que esta modificación es un compromiso del Seminario de Gobierno de Sagunt para favorecer las actuaciones de renovación y regeneración urbana, incorporar la perspectiva de género en el nuevo modelo urbanístico y garantizar el control público del crecimiento urbanístico favoreciendo la gestión pública sobre la privada e incluye cambios en más de 100 artículos.

Entre las novedades que se incorpora, se elimina la figura de la Actuación Territorial Estratégica (ATE), creada por el anterior Consell, y se crea la de Proyectos de Inversión Económica Sostenible (PIES).