Se trata de un concurso pendiente desde hace 12 años, convocado tras el nuevo decreto que regula los servicios y el registro de prestadores de comunicación audiovisual de la Comunitat

 

À Punt no es el único elemento del ecosistema audiovisual valenciano que estaba pendiente de reordenar. También las radios locales y municipales estaban pendientes de ordenación desde 2005. Si en el caso de las municipales el proceso de reordenación comenzó en 2016 con una Radiografía del Sector, y falta su articulación definitiva en torno a la Xarxa de Ràdios Municipals, el de las radios comerciales lleva pendiente desde hace 12 años con dos concursos fallidos. Este pasado viernes la secretaria autonómica de Comunicación sacó un nuevo concurso por el que se pretende adjudicar 31 nuevas licencias, pendientes desde 2006, de las que siete serán comerciales de emisión íntegra en valenciano, y que previsiblemente competirán comercialmente con À Punt Ràdio, la emisora de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC).

Según el nuevo un nuevo concurso público para adjudicar 31 licencias de radio en la Comunitat Valenciana, 21 serán de carácter comercial, 3 para servicios de comunicación audiovisual sin ánimo de lucro o universidades públicas, y siete para la emisión íntegra en valenciano, que competirán directamente con la radio pública autonómica.

La resolución recuerda que en 2006 se aprobó el Plan técnico nacional de radiodifusión sonora de frecuencia modulada, en el que se asignaron 31 nuevas frecuencias a la Comunitat Valenciana, que en 2007 convocó un concurso para adjudicarlas. Dicho concurso se declaró desierto en 2011, y se convocó uno nuevo, ya con el Consell de Alberto Fabra,  el 9 de noviembre de ese año, se volvió a convocar un nuevo concurso público para la adjudicación de las referidas 31 licencias, que se dejó a mitad tramitar.

En julio de 2016, por acuerdo plenario, el actual Consell del Botànic, ante las dificultades para poder concluir el procedimiento de adjudicación, y alegando a razones de interés público, se acordó renunciar al otorgamiento de las licencias convocadas, y revisar todo el procedimiento.

Modificación del marco normativo

Ante esta situación, desde la secretaria autonómica de Comunicación, que dirige José María Vidal,  se encargaron distintos estudios sobre el sector radiofónico que concluyeron con la modificación del marco normativo cambió sustancialmente las condiciones, tanto para las emisoras comerciales como para las culturales y/o sin ánimo de lucro.

De esta manera, la nueva convocatoria, se produce el decreto de 20 de enero de 2017 por el que se regulan los servicios y el Registro de Prestadores de Comunicación Audiovisual de la Comunitat Valenciana; así como la aprobación por el Consell de la Generalitat, en octubre de 2017, del proyecto de ley por el que se crea el Consejo del Audiovisual de la Comunitat Valenciana y se reforma la Ley del sector audiovisual.  En dicho decreto, se modifican sustancialmente las condiciones, el interés público y procedimiento de otorgamiento de las licencias, que se distribuyen a partir de ahora no únicamente para operadores privados de carácter comercial. También, se reservan algunas frecuencias, de carácter comercial, para emisiones íntegras en valenciano, y otras para operadores sin ánimo de lucro, pensadas inicialmente para las universidades.

Así, la resolución recoge los tres aspectos: 21 emisoras de carácter comercial, 3 para servicios de comunicación audiovisual sin ánimo de lucro o universidades públicas, y 7 para la emisión íntegra en valenciano, que competirán directamente con la radio pública autonómica, y que recogen una realidad surgida en los últimos años por parte de algunos operadores privados que emiten en la actualidad de forma alegal.

De igual manera, en defensa del pluralismo y para evitar posiciones dominantes en las emisiones de radiodifusión, además de ponderar esta pluralidad en los criterios de valoración, se limitan en torno al 20% las posibles posiciones mayoritarias en el otorgamiento de las licencias que se convocan a un mismo operador.

El concurso para la prestación del servicio de comunicación audiovisual de radiodifusión sonora en ondas métricas con modulación de frecuencia en la Comunitat Valenciana recoge los nuevos criterios de interés público, y agrupa en 22 bloques las frecuencias que salen a concurso. El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 25 de junio, y el concurso deberá resolverse en el plazo máximo de seis meses.