El portavoz provincial lamenta la “actitud de patio de colegio” que esta demostrando Compromís, mientras que Agueda Mico califica la propuesta como “clientelar y partidista”

 

El equipo de gobierno de la Diputación de Alicante, que preside el popular, César Sánchez, ha decidido suspender el pleno extraordinario en el que se iba a abordar la distribución de las inversiones financieramente sostenibles, previsto para el próximo 23 de mayo.

Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno Provincial, Carlos Castillo, quien ha explicado que “por prudencia y teniendo en cuenta que se está pendiente de un dictamen judicial, se deja en suspenso el reparto de estas ayudas”.

El también vicepresidente de la institución ha lamentado “la actitud de patio de colegio” que está demostrando el grupo Compromís, a quien ha acusado de “intentar imponer un veto, desde su minoría, al funcionamiento de esta institución y a un acuerdo adoptado en pleno y de forma mayoritaria entre PP, PSPV-PSOE y EUPV”.

Desde la diputación provincial se han celebrado distintas reuniones con el objetivo de consensuar el plan, y según los populares, se había alcanzado con el resto grupos de la corporación, como PSPV-PSOE y EUPV, salvo Compromís, que decidió salirse de las reuniones.

Críticas de Compromís

Desde Compromís se envío un comunicado criticando la propuesta provincial. La coportaveu de Compromís, Àgueda Micó, mostró su “rechazo” al modelo “clientelar y partidista” de reparto de subvenciones que mantiene el PP al frente de la Diputación de Alicante, con “una distribución de ayudas a dedo, en función del color político de los ayuntamientos”.

Micó ha exigido al presidente de la Diputación alicantina, César Sánchez, que “desautorice los comportamientos mafiosos del sus asesores al querer obligar a los alcaldes y las alcaldesas de Compromís a pedir ayudas a la carta para justificar el mantenimiento de un sistema caduco y caciquil en el plan de inversiones provincial”.

En este sentido, ha apoyado al grupo de Compromís en la Diputación de Alicante y a su portavoz, Gerard Fullana, “en sus esfuerzos diarios, también a los tribunales, por desterrar un sistema clientelar, y convirtiéndolo en un nuevo modelo justo e imparcial que esté basado únicamente en criterios objetivos y justos para acabar con la discrecionalidad y la opacidad, como ya hace la Diputación de Valencia”.

De igual manera, ha criticado a los socialistas asegurando que “es lamentable que el PSOE de Alicante se pliegue a los intereses de César Sánchez en un tema clave para garantizar la equidad en la gestión de los recursos públicos”.