El sindicato recuerda que todavía 373.059 valencianos siguen en el paro y que muchos trabajan con contratos precarios

 

El sindicato CSIF considera que el incremento en 7.591 personas del paro al cierre del mes de agosto constituye “un aviso” para la economía valenciana. La central sindical insta al Consell a “tomar en serio” este “aviso” y a dejar de lado las discrepancias internas entre los  diferentes partidos  para centrar todos sus esfuerzos en la creación de empleo, ya que 373.059 valencianos siguen sin encontrarlo.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que el cierre de agosto suele comportar un incremento del paro, por tratarse de un mes en el que finalizan muchos contratos temporales. No obstante, el sindicato hace hincapié en que la Comunidad Valenciana acapara el 15% del incremento del desempleo en España, y que lidera el descenso en el número de turistas. CSIF considera que son dos avisos suficientes para advertir de  la necesidad de crear empleo estable y no circunscribir la mejora económica al turismo.

Exceso de confianza

El sindicato también subraya que el descenso del paro que se había producido en los meses anteriores puede haber creado “un exceso de confianza”. La central sindical recuerda que la Comunidad Valenciana todavía se encuentra muy cerca de las 400.000 personas desempleadas, y que muchas que tienen trabajo lo hacen en una situación de precariedad.

CSIF señala que el Consell “no debe escatimar” un ápice de esfuerzo y de recursos para crear empleo. El sindicato pide a los dos partidos que lo conforman y al que les respalda sin formar parte del Gobierno que dejen de  lado sus diferencias y, junto con el resto de fuerzas del hemiciclo y los principales actores sociales, centren toda su energía y propuestas en afrontar el principal problema de los valencianos: el desempleo.

Mensaje al gobierno central

Ese mismo mensaje se lo traslada el sindicato al gobierno central, ya que estos malos datos de agosto se producen poco después del cambio de ejecutivo. El sindicato recuerda que los principales problemas de los españoles, y los que deben aunar todos los esfuerzos para combatirlos, son el desempleo y la precariedad económica.