• El portavoz socialista ha recordado que “Al Capone también cayó por temas de impuestos y blanqueo” al tiempo que se ha mostrado prudente “nuestro respeto absoluto a la presunción de inocencia”
  • Mata califica de organización dañina vinculada a un núcleo duro de dirigentes corruptos que convirtieron sus sueños en nuestra pesadilla

 

Con Eduardo Zaplana empezó todo. Él entró en política comprando la Alcaldía de Benidorm y una tránsfuga” ha recordado el portavoz socialista Manolo Mata al tiempo que ha instado a no olvidar que “fue Zaplana quien contrató a Julio Iglesias, dándole 6 millones de euros para que diera 4 ‘conciertillos’ en embajadas”. “Siempre ha habido una sospecha de actividades vinculadas a lo ilícito y al lado oscuro de la política” ha manifestado Mata ante los medios de comunicación tras conocer la detención del ex presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, acusado de blanqueo de capitales por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

“Al Capone y otros también cayeron por temas de impuestos y de blanqueo” ha advertido Mata quien se ha mostrado prudente “con lo que pase” y ha puesto en valor el trabajo desarrollado desde la judicatura, la policía, la fiscalía. “La arquitectura institucional de España funciona muy bien y cuando hay detenciones de ese tipo y registros es porque el tema es muy preocupante” ha alertado Mata.

“No podemos olvidar lo que han sido esos terribles 20 años del PP” ha recordado el dirigente socialista para quien en todo caso se trata de una “organización dañina” que ha “estado vinculada a un núcleo de dirigentes corruptos que ensuciaron esta tierra y nos arruinaron llevándose todo lo que pudieron” pero en ningún caso, ha incidido Mata “está vinculado a la Comunitat, ni a sus ciudadanos y ciudadanas ni a sus empresas”.

En esta línea Mata ha lamentado que durante años “nadie hiciera caso ni a los periodistas que lo denunciaban ni a los partidos políticos que afrontaban esa situación y se les tachaba de antivalencianos, antiprogreso y anti no se sabe qué”. “Esto estaba cantado, si hubiera pasado hace muchos años antes nos habríamos ahorrado muchos disgustos porque hay que tener en cuenta que todos los presidentes de la Generalitat de la época del PP, menos Fabra, tienen un problema y muy serios problemas”.

Finalmente Mata ha reiterado su respeto absoluto a la presunción de inocencia al tiempo que ha apuntado que “el verdadero drama es que ha habido una comunidad empobrecida y una manipulación de las mentes colectivas con grandes sueños que nunca eran realidad. Sus sueños eran nuestra pesadilla” ha concluido.