• La presidenta del PPCV alerta de posibles pactos ocultos de Sánchez “para beneficiar a unas comunidades y traicionar de nuevo al pueblo valenciano como hizo Zapatero”
  • “Ante el silencio cómplice de Puig y Oltra manifestamos nuestro total y absoluto desacuerdo con Sánchez de no cambiar el modelo de financiación”

 

La síndica del Grupo Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha pedido a Puig que convoque ya la comisión autonómica para el cambio de modelo de financiación. “Ante su falta de reacción queremos saber qué va a hacer ahora para que pueda llevarse a cabo el cambio de modelo de financiación”.

Bonig ha indicado que “ante la falta de reacción del señor Puig hoy le exigimos por carta que le presidente convoque la comisión para el cambio del modelo de financiación. En enero se reunió con Rajoy y a su salida convocó el 8 de enero esa Comisión donde están los grupos parlamentarios, los sindicatos, la patronal, las universidades, los expertos… para que nos exponga cuál es su hoja de ruta. Queremos saber qué va a hacer ahora para que pueda llevarse a cabo el cambio de modelo de financiación. La actual ministra era la ministra de Hacienda de la Junta de Andalucía que estaba sentada con el señor Soler en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El ministerio y las CCAA estaban trabajando, con informes de expertos y no podemos tirar por la borda todo el trabajo hecho hasta ahora”.

La presidenta del PPCV ha indicado que “ante el silencio cómplice de Puig y Oltra manifestamos nuestro total y absoluto desacuerdo con Sánchez de no cambiar el modelo de financiación. A Puig le pedimos coherencia. El PP firmó en su día con el resto de partidos la declaración por un cambio del modelo de financiación. Se lo hemos exigido en multitud de ocasiones al gobierno de Rajoy, nos hemos reunido muchas veces con Montoro, hemos participado en esa comisión para la financiación que se creó a instancias del PP y hoy asistimos atónitos a que el señor Sánchez, que apenas hace dos meses dijo que el cambio de modelo era cuestión de valentía y liderazgo político, hoy diga lo contrario. No se puede tirar por la borda el trabajo que se ha llevado a cabo en el Consejo de Política Fiscal”.

Isabel Bonig ha alertado de posibles pactos ocultos de Sánchez para beneficiar a unas comunidades. “Creemos que el señor Sánchez va a cometer otra traición contra el pueblo valenciano, como lo hizo Zapatero en 2009 cuando aprobó el actual modelo que perjudica a la Comunidad Valenciana y que se hizo para contentar a los nacionalistas catalanes y después pacto con Andalucía y Extremadura para calmar ese malestar. Sánchez dice que empezará conversaciones bilaterales. El modelo de financiación no puede cambiarse bilateralmente. Sánchez va a premiar a vascos y catalanes en detrimento del resto de españoles, especialmente los valencianos. No se lo vamos a consentir”.

La presidenta regional del PPCV ha manifestado que “el cambio de modelo de financiación no está en las calles, pero sí exigimos que se cambie en el Consejo de Política Fiscal que es donde están todas las comunidades, con luz y taquígrafos. Pactos ocultos ninguno. Puig y Oltra tienen el compromiso del PPCV para apoyar ese cambio en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera”.

Bonig ha recordado que “Baldoví preguntó a Sánchez en el debate de la moción de censura que iban a sentar las bases del cambio de modelo. Ante esta respuesta tan esquiva Compromís debería haber votado en contra y, sin embargo, se rindieron al señor Sánchez y votaron que sí. Cada uno tiene que asumir sus responsabilidades políticas”.

También se ha referido a las palabras de Sánchez respecto a que su prioridad son cuatro comunidades históricas, olvidándose de la Comunidad Valenciana. Nos sorprendió porque entendíamos que la agenda valenciana estaba en primer lugar con los ministros Ábalos y Montón. En el caso de Galicia y Andalucía están en la misma situación que nosotros. Espero que Puig se plante ante lo que parecen ser los pactos ocultos del señor Sánchez.

Isabel Bonig ha recordado que “la Comunidad Valenciana ha recibido casi 3.000 millones de euros más que en 2015, un 27%, que Puig nunca lo ha reconocido. Puig en estos momentos debe ser coherente como lo fue el PP cuando pedimos a Rajoy más financiación y más inversiones”.