La cadena arrancará con un magazine presentado por Carolina Ferré uno de los rostros del Canal 9 de la etapa popular, que introdujo la información del corazón con Tela Marinera

 

Después de cuatro años sin televisión autonómica, después de aquel el 29 de noviembre de 2013, día que Radiotelevisión Valenciana (RTVV) se fundió a negro tras 24 años de historia, hoy domingo a las 14.30 horas del 10 de junio de 2018, el día en que se cumplen 70 años de las primeras emisiones televisivas en España, los valencianos volverán a tener su televisión, denominada À Punt, que tomará el relevo a Canal 9, inaugurado en septiembre de 1989, estará marcada por el absoluto continuismo entre ambas empresas, como lo demuestra la selección de personal, donde casi unánimemente la plantilla está integrada por ex trabajadores.

La nueva cadena arrancará a las 14, 30 horas, con el informativo, À Punt Noticíes Cap de Setmana, tras el cual se realizará una emisión especial del magazine de tarde, À Punt directe, presentado por caras de la antigua Canal 9, como es Carolina Ferré, que era el rostro del primer programa de corazón de la antigua cadena como era Tela Marinera. Tras esta emisión especial, se emitirá Assumptes Interns, presentado por el humorista valenciano, Pedro Aznar, y a continuación, la segunda edición de À Punt Noticíes Cap de Setmana, que dará paso al programa de reportajes À Punt Doc con un reportaje especial sobre la nueva cadena que dará paso a la programación de la noche, que incluirá dos espacios, Trau la llengua, presentado por Eugeni Alemany, y por Cuineres i Cuiners, presentado Ricard Camarena.

La cadena arranca con una estructura de programa diaria similar a la de la cadena TeleMadrid, es decir, integrada principalmente, por dos ediciones diarias del informativo, À Punt Noticíes, junto a dos magazines diarios, uno matinal presentado por otra de los rostros de la antigua cadena, Clara Castelló, y el magazine vespertino, À Punt directe, presentado por Carolina Ferré. Además, de un concurso diario a mediodía, series de dibujos animados para niños y niñas entre las siete y las diez de la mañana, y distintos espacios en la programación nocturna.

La cadena autonómica cuenta con un presupuesto anual de 55 millones de euros y una plantilla formada actualmente por 350 personas, con la perspectiva de llegar al medio millar de forma paulatina y en función de las necesidades, algo que no podrá superar inicialmente, ya que la ley del Consell del Audiovisual limita el gasto de personal a un tercio del presupuesto, que ya estaría superado.

Dicha plantilla está integrada en una redacción compartida, que ocupa una de las plantas del antiguo centro de producción y programas de RTVV en Burjassot (Valencia), y que la nueva cadena compartirá con otras empresas del ecosistema público audiovisual valenciano, con los que À Punt se ha enfrentado en los últimos meses, en lugar de colaborar como estaba inicialmente previsto desde el Consell del Botànic.

Además, la cadena mantiene el distanciamiento con los principales colectivos profesionales del periodismo y la comunicación que no comparten el procedimiento en la puesta en marcha de la cadena, principalmente, en lo referente a los criterios de selección de periodistas, donde se ha excluido a profesionales que no hubieran trabajado en RTVV.