El proyecto de AEROX ha sido uno de los 12 españoles seleccionados de entre 1.100 proyectos

 

AEROX, startup española especializada en el diseño de polímeros para la industria eólica, ha obtenido una financiación de un millón de euros dentro del programa SME Instrument H2020 de la Unión Europea para su proyecto LEP4BLADES. Según su CEO, Raúl Cortés, “nuestra tecnología ha dado solución a algunos de los retos más importantes a los que se enfrenta actualmente el sector, como el de la protección del borde de ataque de las palas, debido al progresivo aumento del tamaño de los aerogeneradores”.

El proyecto, uno de los 12 únicos proyectos españoles seleccionados de entre más de 1100 propuestas, se centra en el escalado industrial de la tecnología más innovadora de AEROX.

En concreto, según  Cortés, “la financiación de la UE para este proyecto, permitirá que nuestra solución actual validada a nivel prototipo se convierta en una realidad”. Para ello, AEROX invertirá un total de millón y medio de euros en el escalado de su tecnología más disruptiva. Esto implica llevar esta tecnología previamente validada a nivel de laboratorio y prototipos, a su implantación definitiva a nivel industrial: “el escalado implica un esfuerzo tanto a nivel interno, con la implementación del maquinaria y equipos necesarios para fabricar a los volúmenes requeridos por la industria, como también el escalado a nivel de uso en el cliente, es decir, desarrollando los sistemas de aplicación del producto para el cliente bajo los requerimientos y estándares del sector”, ha matizado Cortés.

Y es que el sector de las renovables está en pleno auge. En tan sólo cuatro años, AEROX se ha posicionado como proveedor tecnológico referente en el sector de la energía eólica. La compañía ha conseguido multiplicar su cifra de negocios hasta una previsión de ingresos para 2018 superior 5 millones de euros. Actualmente, la firma cuenta con presencia comercial en 5 países, y prevé finalizar este año con ventas en un total de 8 países incluyendo potencias del sector como China, EEUU y Dinamarca.

Desde julio de 2017, la compañía ha levantado más de 1.7 millones de euros entre financiación pública y privada. Tras una primera ampliación de capital en 2015, Inversores de Tech Transfer UPV, fondo impulsado por el Consejo Social de la Universitat Politècnica de València y la gestora Clave Mayor, inyectaron medio millón de euros en AEROX en julio de 2017, completando la segunda ronda de financiación de la compañía, con el objetivo de satisfacer las necesidades derivadas de su rápida expansión internacional.

Por otro lado, AEROX ha obtenido financiación de la UE previamente, para su participación del Proyecto ODB- Offshore demonstration Blade, dentro de la convocatoria ERANET DEMOWIND 2 con un presupuesto total por encima de los 5.5 millones de euros, en consorcio con otras 15 empresas, universidades y centros de investigación europeos de 7 países europeos, con empresas de referencia internacional, como Gamesa, ORE Catapult (UK), DTU (DK).

Planes de futuro

El ambicioso plan de negocio de AEROX contempla una rápida expansión internacional, a más de 8 países en 2018, en Europa, Asia y América. En 2019, abordará la estratégica implantación de una unidad productiva en EEUU, fruto de la creciente demanda de producción eólica en el mercado americano, así como un centro logístico en China.

Los orígenes de AEROX están en Valencia. La compañía se constituye en 2014 como una spin-off de la división energía de QMC, compañía valenciana de más de 30 años dedicada al desarrollo de adhesivos y revestimientos para diferentes sectores industriales. La probada capacidad de innovación y desarrollo de AEROX le ha llevado a marcarse el ambicioso objetivo de convertirse en el proveedor de polímeros líder en soluciones innovadoras a los retos a los que se enfrenta el sector eólico en los próximos años.